Un programa piloto busca mejorar la atención de pacientes con cáncer de mama

mama

Se está implementando el Instituto Nacional del Cáncer. Propone mejorar la atención de estas pacientes mediante un servicio de mujeres que se encargan de identificar a otras en situación de vulnerabilidad y ayudarlas a conseguir turnos, tratamientos y atención preventiva

Una experiencia que está implementando el Instituto Nacional del Cáncer (INC) se propone mejorar la atención de pacientes con cáncer de mama, el tipo de tumor más frecuente en las mujeres de Argentina, mediante la implementación de un servicio de “navegadoras”: mujeres que se encargan de identificar mujeres en situación de vulnerabilidad y ayudarlas a conseguir turnos, tratamientos y atención preventiva.

La iniciativa, realizada en el marco del Programa Nacional de Cáncer de Mama (PNCM), se denomina “navegación de pacientes” y está orientada a identificar y superar las barreras que impiden la detección temprana, el diagnóstico y tratamiento adecuado y oportuno de la enfermedad, señaló a la Agencia CyTA-Leloir, a través de Télam, la médica oncóloga Verónica Pesce, integrante del PNMC.

La estrategia en marcha consiste en capacitar “navegadoras”: profesionales –o personas con aptitudes para esa función– cuyo trabajo consiste en identificar a las mujeres en situación de vulnerabilidad, contactarlas, facilitarles turnos y asistirlas en el circuito del cuidado de su salud, incluyendo la realización de estudios y eventuales tratamientos.

En cáncer de mama, la detección temprana es clave para ofrecer mejores opciones de tratamiento y curación, afirmó Pesce. “El trabajo de las navegadoras consiste en registrar y eliminar barreras que prolongan de manera innecesaria los tiempos de atención”, agregó.

Por año, en Argentina hay aproximadamente 19 mil casos de mujeres con ese tipo de cáncer. Cerca del 30 por ciento llega al consultorio cuando el tumor está avanzado. Actualmente, el proyecto se está implementando en la provincia de Mendoza y en dos hospitales de la provincia de Buenos Aires. Pero la expectativa es ampliarlo a otras instituciones y regiones del país.

Doce provincias (Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Tucumán, Mendoza, Misiones, San Luis y Santiago del Estero) ya implementan una estrategia de navegadoras para facilitar el acceso al diagnóstico y tratamiento de las mujeres con lesiones precancerosas y cáncer cervicouterino.