El PDP acompaña la Reforma de la Constitución

pdp-reforma-13-8-16

“Autonomía Municipal. Unicameralidad y proporcionalidad. Incorporación de Derechos de Tercera Generación. Mandatos de Presidentes Comunales”, son los puntos claves para el PDP.

El Diputado Provincial del Partido Demócrata Progresista, Gabriel Real, se manifestó a favor de una reforma de la Constitución de nuestra provincia, en concordancia con la postura histórica de este espacio político. La última sanción de una Convención Constituyente de la Provincia fue el 14 de abril de 1962 y se debe dar la discusión para un proceso de adecuación de nuestra Constitución Provincial con la Carta Magna Nacional, donde se consagran nuevos derechos y garantías; y nuevas instituciones a partir de 1994.

“Hace tiempo que creemos en la necesidad de reformar la Constitución Provincial, que es la norma fundamental de la provincia, que establece el ejercicio de las instituciones, asegurando la administración de justicia, el régimen municipal y la educación; entre otras cuestiones. Hay muchos aspectos que deben ser modernizados, como consecuencia de otros procesos reformistas que se han llevado adelante en el país y necesitan de nuestro acompañamiento”, manifestó el Legislador del PDP.

En años anteriores, el PDP planteó algunos ejes de trabajo puntuales, en ocasión de haber presentado un proyecto de reforma de la Constitución Provincial: el régimen electoral, el Poder Legislativo en sus capítulos referidos a sus atribuciones, conjuntamente con la formación y sanción de leyes, con un Parlamento Unicameral con representación proporcional, el Poder Judicial y Ejecutivo, el Juicio Político, Consejo de la Magistratura; entro otros puntos, son los temas que se deben revisar para lograr los cambios pertinentes.

“Es clave que esta reforma sea producto de un amplio debate, donde la pluralidad y el disenso sean expresiones enriquecedoras y constructivas de una nueva norma fundamental para todos los habitantes de nuestra provincia”, agregó Real. 

En su momento nuestras Constituciones de 1921, en el Gobierno de Luciano Molinas y la de 1962, fueron consideradas de las más modernas para su época. “Los responsables de llevar adelante la acción política para adaptarla a nuestros tiempos somos los actores directos. Considero también que se deben agregar cuestiones ligadas con los derechos de tercera generación como la información pública y los del consumidor; por otra parte se hace insostenible mantener los dos años de duración de los mandatos de los Presidentes Comunales. Y por último, se hace indispensable trabajar sobre las autonomías municipales, plenas y no solamente para Rosario y Santa Fe, sino para las 42 ciudades y las 312 comunas. Hay quienes dicen que no es el momento para hablar de la reforma constitucional, porque hay temas más importantes. Nosotros no lo compartimos. Somos reformistas. En el mundo las variables de representación política ya no se discuten. No puede ser que no se respete la proporcionalidad en la distribución de las bancas en función de la cantidad de votos que recibe cada partido, y en cambio en Santa Fe el que gana se lleva 28 de los 50 diputados”, finalizó Real.