Hacen crecer hueso vivo en laboratorio para trasplantarlo a rostros humanos

hueso-criado

Se ha conseguido, por vez primera, hacer crecer hueso vivo que reproduce la estructura anatómica original

Una nueva técnica desarrollada por Gordana Vunjak-Novakovic, profesora de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, es capaz de reparar grandes defectos óseos en la cabeza y la cara usando hueso vivo desarrollado en el laboratorio, ajustado con toda precisión al paciente y al defecto que se pretende corregir.

Es la primera vez que unos investigadores han hecho crecer hueso vivo que reproduce de forma precisa la estructura anatómica original, usando células madre autólogas derivadas de una pequeña muestra de grasa del sujeto receptor.

El equipo ha sido capaz de demostrar, en un modelo porcino de reparación de mandíbula, que este hueso, hecho crecer in vitro y después implantado, puede corregir impecablemente un gran defecto, proporcionando al mismo tiempo la función mecánica esperada. La necesidad de una técnica así es enorme, especialmente para resolver defectos congénitos, curar traumatismos y efectuar reparaciones óseas después de una cirugía por cáncer.

La calidad del tejido regenerado, incluyendo la vascularización con perfusión sanguínea, excede lo que se ha logrado usando otros métodos. Así que este es un importante paso adelante en la mejora de las opciones de medicina regenerativa para pacientes con defectos craneofaciales. El equipo de Vunjak-Novakovic espera iniciar los ensayos clínicos en unos pocos años.