La importancia de tomar agua

beber-agua

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda beber al menos dos litros de agua al día para mantener el organismo sano e hidratado

El consumo de agua centra buena parte de los consejos que se reciben para prácticamente, cualquier problema que se pueda tener. Es básica para el desarrollo de este planeta y para la propia supervivencia. Sin agua el ser humano no podría vivir, porque al fin y al cabo su cuerpo está compuesto en un 70% por agua.

Beneficios para el organismo

Al estar activo, el ser humano va perdiendo parte de ese líquido que se debe recuperar. Eso se consigue bebiendo agua pero también consumiendo alimentos que contengan agua. Mantiene los niveles de sodio y de potasio, es imprescindible para que la sangre transporte el oxígeno por el cuerpo y, además, es un potente limpiador de todo el organismo, especialmente los riñones.

También actúa como lubricante de los músculos y ayuda a mantener el correcto funcionamiento del cerebro. En definitiva, se trata de algo fundamental para que el organismo funcione correctamente.

Es una forma de combatir las altas temperaturas, incluso funciona como aporte extra de energía. De ahí que es tan importante beber agua cuando se realiza ejercicio físico.

El truco de belleza más barato

La hidratación que proporciona el agua ayuda por dentro pero también por fuera. Hace que la piel luzca más radiante y no esté seca. Se trata de uno de los trucos de belleza más simples y baratos que existen. Y por esa razón ayuda a combatir la piel de naranja y la celulitis.

Lo mismo ocurre si lo que se busca es perder algunos kilos. La limpieza que el agua proporciona permite una eliminación más rápida de las grasas y por lo tanto favorece la eliminación de aquello que sobra al tiempo que mantiene los niveles de hidratación.

El agua no contiene calorías, por lo que se puede beber sin ningún tipo de restricción. Y además puede ayudar a la hora de saciar el apetito o luchar contra la ansiedad.