Por último, aseguró que todavía no tienen planes de casarse: “No me quita el sueño una boda. Estoy en una etapa en mi vida en la que si las cosas se dan se dan y sino todo bien. Me adecuo a la realidad. Aprendí a que uno puede ser feliz si enfrenta la realidad de la mejor manera posible. Esa es la forma para que uno esté bien. Pero si vos te amargás frente a tu realidad y las dificultades te llevan a deprimirte, nunca vas a poder estar bien”.