HIV y jóvenes: por qué la mortalidad aumenta en este grupo

hiv-jovenes

Un reciente informe a nivel global reveló que 2 millones de personas de entre 10 y 19 años son portadores del virus y que el 70% de las nuevas transmisiones se dan en mujeres de entre 15 y 19 años. La importancia de llegar al diagnóstico de manera temprana

Los avances farmacológicos contra el HIV provocaron que la enfermedad deje de estar asociada a la muerte. Pero como contrapartida, llevó a que las personas “relajen” las medidas de prevención, como consecuencia de perderle el miedo.

A tal punto la gente dejó de temerle a la transmisión, que sólo dos de cada diez personas manifestaron usar siempre el preservativo en sus relaciones sexuales. Ese dato surge de una encuesta reciente de AHF Argentina que reveló además que el 50,4% lo usa “a veces” y un 28,3% “nunca”. Además, la causa del 90% de los nuevos casos de VIH es por mantener encuentros íntimos sin utilizar protección.

“Las infecciones de transmisión sexual son aquellas que pueden transmitirse de una persona a otra durante una relación sexual (vaginal, oral o anal). Entre las más frecuentes figuran la sífilis, gonorrea, clamidias, herpes simple, hepatitis B, HPV y HIV -explicó el doctor Miguel Pedrola (MP 11668), coordinador de AHF Argentina-. Adicionalmente, los datos epidemiológicos muestran que la sífilis, que se creía erradicada, resurgió al punto que en los últimos años los casos de la enfermedad aumentaron cerca del 30% con 5.584 casos reportados en 2014″.

El organismo dio a conocer cifras alarmantes en relación con la juventud y el HIV/sida a nivel global: 2 millones de jóvenes de entre 10 y 19 años están viviendo con HIV y 7 de cada diez 10 nuevas transmisiones se dan en mujeres de entre 15 y 19 años.

Además, se calcula que, cada año, unos 106 millones de personas en el mundo contraen gonorrea, que se transmite por la vía sexual. Las ITS afectan tanto a las mujeres como a los hombres y no hay una edad específica para contagiarse. Desde el comienzo de la vida sexual, las personas pueden verse expuestas a estas infecciones. En efecto, siempre que haya penetración -oral, anal o vaginal- hay riesgo de transmisión en diversos grados. pero al usar preservativo esa probabilidad de infección nunca es mayor del 5%.

Según datos de la Dirección de Sida y Enfermedades de Transmisión Sexual del Ministerio de Salud de la Nación, en la Argentina hay 126 mil personas viviendo con HIV, de las cuales un 30% aún no lo sabe.

Entre 2000 y 2016, la tasa de mortalidad aumentó entre los jóvenes, mientras que entre los adultos se muestra un descenso. La mitad de los jóvenes que viven con VIH se encuentran en Nigeria, Sudáfrica, Mozambique, Kenya, Tanzania e India.