La actividad económica se desplomó un 4,3 en junio

economia-25-8-16

El Indec informó que fue la baja más pronunciada en casi dos años. En el primer semestre de 2016 la economía se retrajo un 1,3 por ciento.

La actividad económica se desplomó un 4,3 por ciento en junio contra igual mes de 2015, registrando la baja más pronunciada en casi dos años, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y cerró el primer semestre con una caída del 1,3 por ciento.

El organismo difundió los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae), el cual experimentó una contracción del 0,3 por ciento en junio respecto de mayo anterior.

Según las cifras oficiales, la economía argentina registra tres meses consecutivos de caída de la actividad económica, que se inició con un baja interanual del 2,1 por ciento en abril y mayo pasados.

Para encontrar una caída de la actividad más fuerte que la de junio pasado es necesario retroceder hasta agosto de 2014, cuando el indicador reflejó una baja del 5,5 por ciento.

En la medición contra el mes anterior, el Emae registra también indicadores negativos del 0,7 por ciento en abril y mayo, para atenuarse al 0,3 por ciento de junio.

La economía viene bajando su nivel de actividad desde enero pasado, cuando registró un disminución del 0,3 por ciento interanual, respecto del 1,8 por ciento de diciembre pasado.

La retracción de la actividad industrial, la construcción y el comercio son los tres principales rubros que impactan en la recesión que afronta la producción de bienes y servicios.

El nivel de actividad industrial cayó durante junio 6,4 por ciento respecto de igual mes del año anterior, lo que marcó el mayor descenso en lo que va del primer semestre, período en el que acumuló una pérdida del 3,3 por ciento, según las cifras del Indec.

La industria de la construcción cayó durante junio 19,6 por ciento en relación a igual mes del año pasado y de esa forma en los seis primeros meses del año acumuló un retroceso de 12,4 por ciento.

El comercio acumula una caída de entre el 3 por ciento y el 4 por ciento en los primeros seis meses de 2016, con un escenario de retracción de la demanda de las familias producto de la caída del salario real, según datos revelados por las principales encuestadoras privadas.

Declinación

La serie de 2016 para la comparación interanual es la siguiente: enero 0,3 por ciento, febrero 1 por ciento y marzo 0,4. Abril bajó 2,1 por ciento, mayo 2,1 por ciento y junio 4,3 por ciento.

La serie respecto al mes anterior en forma desestacionalizada es la siguiente: una suba de 0,1 por ciento en enero y bajas en febrero de 1,6 por ciento, marzo (-1,5 por ciento) , abril (-0,7 por ciento), mayo (- 0,7 por ciento) y junio (-0,3 por ciento).

La serie del acumulado respecto al período anterior es la siguiente: enero 0,3 por ciento, febrero 0,6 por ciento, marzo 0,5 por ciento, abril -0,2 por ciento, mayo -0,6 por ciento y junio -1,3 por ciento.

De estos resultados se desprende que en junio se profundizó la caída del nivel de actividad.