Campaña para concientizar sobre los riesgos del sobrepeso

sobrepeso

“Comprometidos por un peso saludable” es el nombre de la campaña nacional que presentaron nutricionistas y médicos del método Pronokal, quienes recorrerán a partir de octubre varias escuelas del país

Nutricionistas y médicos del método Pronokal recorrerán a partir de octubre varias escuelas del país con motivo de la campaña “Comprometidos por un peso saludable”, que busca concientizar a la población acerca de los riesgos del sobrepeso y la obesidad.

“Con el foco puesto en la concientización, la campaña tendrá dos ejes bien definidos: los videos testimoniales de algunos pacientes que lograron un peso saludable y servirán como ejemplo, y las charlas en las escuelas, que estarán en sintonía con las recomendaciones del Informe para Acabar con la Obesidad, de la Asamblea Mundial de la Salud, que remarca la importancia de la difusión de información para padres y educadores”, explicaron los organizadores a Télam.

Las visitas se realizarán durante un año para completar la agenda de charlas informativas a padres, alumnos y maestros con el objetivo de que “tomen conciencia sobre la importancia de tener hábitos de vida y comidas saludables”.

“Las acciones contra el exceso de peso y la obesidad contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, trastornos psíquicos, hipertensión arterial, alteraciones respiratorias, articulares y óseas y a aumentar la esperanza de vida hasta en 10 años, por eso perder peso es ganar vida”, destacaron los organizadores de la campaña.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso en 2014 y más de 600 millones de ellos eran obesos, mientras que 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos para el mismo año.

En cuanto a la Argentina, la OMS afirma que el 60 por ciento de la población tiene sobrepeso y que uno de cada cuatro argentinos de más de 18 años es obeso.

“La obesidad infantil está tomando proporciones alarmantes en muchos países y supone un problema grave que se debe abordar con urgencia”, alertó la Asamblea Mundial de la Salud en su informe de marzo de este año.