Los beneficios de comer cítricos

Una investigación sostiene que incorporarlos en la dieta podría proteger de los daños metabólicos asociados a la obesidad

Se sabe que la fruta aporta a la dieta gran cantidad de vitaminas y otras moléculas antioxidantes, que pueden ayudar a mantener la buena salud. Ahora un grupo de investigadores afirma haber encontrado otro beneficio: ingerir estas frutas también ayudan a prevenir los efectos nocivos de la obesidad. Esto se comprobó, por ahora, en ratones que fueron alimentados con una típica dieta de estilo de vida occidental, con una alta cantidad de sustancias grasas.

Los investigadores presentaron sus hallazgos en la 252ª Reunión de Nacional y Exposición de la Sociedad Americana de Química (ACS).

“Nuestros resultados indican que en el futuro podríamos utilizar las moléculas de flavonoides de los cítricos -una clase de antioxidantes-, para prevenir, o retrasar, enfermedades crónicas causadas por la obesidad en las personas”, contó Paula Ferreira, una de las integrantes del equipo de trabajo.

Vale recordar que en países desarrollados como EE.UU., hoy más de un tercio de los adultos son obesos. Y esta condición eleva el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, hepática y también diabetes.

Cuando los humanos consumen una dieta alta en grasas, en sus tejidos se acumulan grasas. Las células de la grasa producen especies moléculas con oxígeno y su exceso puede generar un proceso conocido como estrés oxidativo. Generalmente, el metabolismo corporal pueda “combatir” estas moléculas dañinas con sustancias antioxidantes.

Cítricos antioxidantes

Las frutas cítricas contienen grandes cantidades de antioxidantes, una clase de que se llaman flavonoides. Ya numerosos estudios vinculaban a los flavonoides de los cítricos con una reducción del estrés oxidativo en modelos in vitro y en algunos modelos animales. Este grupo de investigadores observó los efectos de flavonoides cítricos -por primera vez- en ratones sin modificaciones genéticas y que fueron alimentados con una dieta alta en grasas.

El equipo, de la Universidad Estatal Paulista (UNESP) en Brasil, llevó a cabo un experimento con 50 ratones, tratándolos con flavonoides de las naranjas, limas y limones.

Durante un mes, los investigadores dieron a los grupos con una dieta estándar, una dieta alta en grasas, una dieta alta en grasas, más otros componentes.

“Nuestros estudios no mostraron ninguna pérdida de peso debido a las flavonoides cítricos” dijo Thais Cesar, el director del estudio. “Sin embargo, incluso sin ayudar a los ratones a perder peso, si encontramos un menor estrés oxidativo, menos daño al hígado, baja cantidad de lípidos en sangre y una menor cantidad de glucosa”.

Ferreira añade: “Este estudio también sugiere que el consumo de cítricos probablemente podrían tener efectos beneficiosos para las personas que no son obesas, pero que tienen dietas ricas en grasas, poniéndolos en riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina y obesidad abdominal”.