“Más de 30 denuncias presenté por violencia de género”

violencia-25-9-16

Una situación angustiante es la que viene atravesando Tania Ruiz, desde hace varios años, a raíz de la violencia a la que la somete su ex pareja Carlos Martínez. La que tuvo su pico más alto el pasado 14 del corriente cuando el papá de sus tres chicos junto a otras dos personas, de apellido Benítez, golpearon salvajemente al padre de Tania y destrozaron el auto de su madre que se encontraba estacionado en la puerta del domicilio del barrio Libertad, en la ciudad de Avellaneda.

Rodrigo Corti
Semanario Reconquista

“Fui víctima de violencia de genero durante los diez años del concubinato que tuve con él. Están hechas las denuncias. Son más de 30 las que llevo presentadas en la Comisaría de la Mujer. Y nunca pasó nada, según la policía, porque yo seguía conviviendo con él. Pero la cosa se agravó cuando decidí separarme. Fuimos a dos mediaciones y no se llegó a ningún acuerdo. Y a partir de ahí, la pesadilla. Empecé a recibir amenazas de muerte constantes. Él está obstinado en querer sacarme los chicos. Sólo para sacármelos porque después no está con ellos, ya que como no está nunca en la casa por su trabajo, los deja al cuidado de dos custodios boxeadores que suben fotos al Face con armas de fuego” señaló en una parte del relato Tania al programa La Grieta. A lo que agregó “como no me deja ver a mis hijos desde que se los llevó, cuando un vecino me aviso que el más chico estaba solo en la vereda de la casa, fui a buscarlo y me lo lleve. No sin antes forcejear con uno de estos Benítez que me decía que no me lo podía llevar por orden del jefe. Así lo llaman a Martínez estos tipos. Luego fuimos a la escuela a buscar a los dos más grandes y nos enteramos que no estaban en la escuela, y que hacía varios días que no iban. Y cuando llegamos a la casa de mi mamá, nos estaban esperando ahí mi ex con sus dos patovicas. Y ahí pasó lo que ya todos saben. Sí no fuera porque se metieron los vecinos, yo creo que me lo mataban a mi papá”.

Por su parte el abogado que lleva su caso, Sergio Gucker, habló también con La Grieta y dijo lo siguiente. “En cuanto a la denuncia penal que se ha presentado en la Fiscalía por las agresiones sufridas por el círculo familiar de Ruiz, entiendo que en breve deberían ser imputados los tres agresores. Por varios delitos; como daños, amenazas, intento de homicidio, incumplimiento de mandato judicial, etc. Porque hay que decir también que Martínez, a raíz de la gran cantidad de denuncias que hizo mi cliente, tenía una restricción de acercamiento a ella”.

El letrado que representa a la joven mujer se encargó de remarcar que todo lo expuesto con anterioridad es lo que gira dentro de la esfera penal, pero además de ello y no por eso menos importante, está lo que atañe al orden civil donde la tenencia de los niños es el eje del conflicto.

“Nosotros en el día de hoy (por el martes pasado) hemos presentado una medida cautelar tendiente al reintegro de los niños a su lugar de residencia, la casa de su madre, que es el lugar donde los chicos tienen que estar. Y hemos interpuesto una medida cautelar porque no existe en este caso ninguna medida a favor de los progenitores, ni de la madre ni del padre, en relación a la tenencia o cuidado personal. Ni a favor de uno ni a favor de otro. Porque entendemos que el Juzgado de Familia, de la Dra. Sínchez, debería disponer el reintegro de los niños con su madre de manera inmediata. Y son varios los fundamentos en los que nos apoyamos para pedir esto, pero básicamente te puedo decir que nos han informado que los chicos no han asistido a la escuela, lo cual es un hecho de gravedad. Otro punto es que no mantienen ningún tipo de contacto con su madre, hay una incomunicación voluntaria desde la otra parte hacia mi defendida. Y la primordial razón por la que consideramos que debe estar con su madre es que su centro de vida de los niños, su hogar habitual, su casa, es con su madre. Por eso no entendemos porque no son restituidos o reintegrados a su hogar habitual” concluyó el abogado Gucker.

Al cierre de esta edición, desde la redacción del Semanario contábamos con la información de que podría haber novedades desde el Juzgado de Familia en relación al caso. Por razones éticas decidimos dejar que las mismas avancen y no anticiparnos a los hechos pudiendo llegar a perjudicar los intereses de las víctimas.