Condenaron a Góngora a 8 años de prisión y a Nasatsky a 6

maulin-28-9-16

Así lo definió el Tribunal Oral Federal de Santa Fe. También condenaron la médica Elsa Nasatsky. Góngora fue acusada por apropiarse del bebé de Luisa Pratto y Rubén Maulín. Ordenaron al Registro Civil de Reconquista a que devuelva la verdadera identidad de José Luis Maulín Pratto.

Histórica sentencia

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe decidió condenar a las dos mujeres imputadas por la apropiación de un bebé en el período de la última dictadura militar.

Lo primero que hizo el tribunal fue rechazar el pedido realizado por las defensas de la prescripción de la causa.

Luego se conoció la condena a Cecilia Góngora a “8 años de prisión inmediata y efectiva” por el robo de José Luis a Luisa Pratto y Rubén Maulín.

La médica Elsa Nasatsky fue condenada a “6 años de prisión inmediata y efectiva” por la falsificación de la documentación que acreditaba que el bebé era hijo de Góngora y no de Pratto como realmente ocurrió.

Además el tribunal ordenó al Registro Civil de Reconquista a restablecer la identidad real de José Luis que a partir de ahora tendrá los apellidos Maulín Pratto y también los hijos de este.

El subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, Ramón Verón, destacó la sentencia del Tribunal Oral Federal de Santa Fe que condenó a Cecilia Góngora a ocho años de prisión por los delitos de retención y ocultamiento de un menor previamente sustraído y falsificación ideológica de documento público, además de dictar la pena de seis años de prisión a la obstetra Elsa Nasatsky, como autora de los delitos de falsificación ideológica de documento público, en el marco de la denominada Causa Góngora.

“Santa Fe demuestra paso a paso que continúa con los procesos judiciales a los responsables de delitos de lesa humanidad. Esta sentencia sigue marcando el camino con las políticas de memoria, verdad y justicia. De todas formas, es necesario realizar una observación un poco más amplia que la sentencia en sí, porque sentar a los responsables y cómplices del terrorismo de Estado en el banquillo de los acusados es un hecho histórico en todo el país, en el que la provincia sigue marcando el camino”, resaltó el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, Ramón Verón.

La resolución se dio a conocer este miércoles en la ciudad de Santa Fe y condenó a los imputados del juicio de lesa humanidad denominado Causa Góngora, mediante la que se investigó un caso de apropiación ilícita y se desprende de la Causa Sambuelli, iniciada el 19 de noviembre de 2012 en el Tribunal Oral Federal de la ciudad de Santa Fe e investigó crímenes de lesa humanidad perpetrados en el norte santafesino durante el terrorismo de Estado. El fallo de esta causa se dio a conocer el 6 de agosto de 2013, con condenas para los siete imputados.

Cabe destacar, que la Causa Góngora remite a la apropiación ilegal de José Luis Maulín Pratto, que nació en 1977 y es el nieto recuperado número 120. Fue inscripto con la identidad falsa de José Segretín y se adulteró su acta de nacimiento.

Por este hecho fueron condenadas este miércoles Cecilia Góngora y Elsa Nasatsky. En tanto, el tercer imputado de la causa, el exjefe de Inteligencia de la Brigada Aérea de Reconquista, Danilo Sambuelli, murió en 2014 tras ser condenado a 21 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

La investigación había iniciado en noviembre del 2008 a partir de las testimoniales de Griselda Pratto y Luisa Beatriz Pratto (madre biológica del niño) en el Juzgado Federal de Reconquista, en el marco de la causa Sambuelli. Actuó como querellante Rubén Maulín, padre biológico del niño, quien es asistido legalmente por José Adrián Zaragoza, Lucila Puyol y Guillermo Munné.

JUICIOS EN SANTA FE
La reapertura de las causas por delitos de lesa humanidad, tras la declaración de nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final en el año 2003, marcó un momento decisivo para el mejoramiento de la calidad institucional y un paso fundamental en la búsqueda de verdad y justicia.

En la provincia de Santa Fe se pusieron en marcha causas emblemáticas y el gobierno provincial implementó una serie de políticas públicas destinadas a acompañar a la Justicia y tributar a este proceso de memoria, verdad y justicia, entre ellas, el programa de Protección y Acompañamiento de Testigos y Querellantes, el Área de Investigación, Apoyatura y Seguimiento de las causas judiciales, y la creación de un registro de expresos políticos.

En la provincia, los juicios por delitos de lesa humanidad comenzaron en 2009 y continúan desarrollándose. Los procesos implican la actuación de testigos, querellantes y abogados patrocinantes, actores fundamentales que han bregado sin descanso por esta oportunidad histórica.