Adiós, Rosetta: La sonda se estrelló contra un cometa

La Agencia Espacial Europea (ESA) informó desde su centro de control de operaciones que la sonda Rosetta se estrelló contra un cometa, dejó de mandar la señal y que concluyó la misión con éxito.

Previamente Rosetta tocó la superficie del cometa 67P Churyumov-Gerasimenko a una velocidad de 3,2 kilómetros por hora y mandó datos durante 40 minutos más.

Los científicos creen que antes de apagarse habrá rebotado en la superficie del cometa como hizo el módulo Philae pero ahora no será posible saber dónde se encuentra porque las comunicaciones ya se interrumpieron.

Rosetta debería haber impactado en una región de fosas activas en la “cabeza” del cometa 67P, una mole de hielo, piedra y polvo de 10.000 millones de toneladas y un volumen de 25 kilómetros cúbicos.

Es el final de la misión Rosetta, que comenzó el 2 de marzo de 2004, y recorrió 6.400 millones de kilómetros hasta llegar al cometa en agosto de 2014.

La sonda Rosetta no fue diseñada para ser desconectada y por ello fue un reto para el equipo de control de vuelo forzarla a entrar en un modo especial que se usó en las pruebas en la Tierra hace más de una década, según la ESA.

Finalmente fue posible mediante un software que se cargó ayer y que ha permitido que cuando Rosetta tocó la superficie del cometa se desconectase y dejase de enviar la señal.