Los colombianos dijeron “no” y se cae el acuerdo de paz con las Farc

El rechazo al convenio se impuso por escaso margen al “sí”, en un plebiscito celebrado este domingo sin incidentes mayores. Queda sin efecto la negociación entre el gobierno y la guerrilla. El Papa había supeditado a ese resultado su visita al país

La mayoría de los colombianos rechazó este domingo, en un plebiscito vinculante, el acuerdo de paz con las Farc, por lo que queda sin efecto la negociación que el gobierno había cerrado con la guerrilla.

La negativa fue por ajustada diferencia de 50,23% a 49,76% cuando se había cumplido el conteo oficial de 99,47% de las mesas de votación, que reflejó que asistió a las urnas apenas 37,33% de los ciudadanos habilitados, según datos publicados por la Registraduría Nacional del Estado Civil.

De ese modo, quedó caído el acuerdo alcanzado por el gobierno de Colombia y las Farc tras casi cuatro años de negociaciones y con el que se buscaba poner fin al conflicto armado de más de 50 años.

Superado el estupor inicial, los distintos actores de la consulta comenzaron a deliberar acerca de cómo asumir el resultado -no previsto en ninguna encuesta-, dado que se abre un amplio abanico de posibilidades.

Los datos publicados en su sitio web por la Registraduría Nacional del Estado Civil, organizadora de la consulta, reflejaron que asistió a las urnas apenas 37,37% de los ciudadanos habilitados.

El presidente Juan Manuel Santos analizaba la situación junto a sus ministros en la Casa de Nariño, sede del gobierno, según reveló CNN En Español.

En tanto, las Farc ratificaron su compromiso con el fin de la guerra a través de su cuenta de Twitter: “El amor que llevamos en el corazón es gigante y con nuestras palabras y acciones seremos capaces de alcanzar la paz”, dice un mensaje de la organización guerrillera, publicado cuando el rechazo al acuerdo ya se imponía en el escrutinio.

Oportunidad histórica

Cerca de 35 millones de colombianos fueron llamados este domingo a las urnas para el plebiscito sobre el acuerdo de paz firmado con las Farc, una votación trascendental para el futuro del país y en la cual tuvo puestos los ojos la comunidad internacional, que ha sido un soporte de los diálogos.

Un total de 34.899.945 ciudadanos pudieron sufragar en el país y en el exterior, donde Nueva Zelanda y Australia, por la diferencia de 17 horas adelante de Colombia, fueron los primeros donde habrá votación, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”, es la pregunta a la que se enfrentaron los colombianos en las urnas, para responder marcando “sí” o “no”.

El acuerdo fue firmado el pasado lunes en Cartagena de Indias por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el número uno de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Rodrigo Londoño.

Por la importancia de este plebiscito han llegado al país numerosas misiones de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA), del Parlamento Europeo, de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), entre otras, varios de cuyos representantes se reunieron con el presidente Santos.

Se aleja la visita del Papa

El Papa Francisco afirmó este domingo que el esperado viaje a Colombia se produciría sólo “cuando el proceso de paz (entre el Gobierno y las Farc) esté blindado”.

Durante la rueda de prensa del vuelo de regreso de su viaje a Georgia y Azerbaiyán, Francisco había supeditado su visita al país sudamericano a que ganara el “sí” en el plebiscito, algo que finalmente no ocurrió.

“Quiero ir a América si el proceso de paz se cumple, yo quiero ir cuando todo esté blindado, todo esté seguro y no pueda haber una vuelta atrás”, anunció.

El pontífice argentino se refirió a un proceso “blindado” en que “todas las naciones internacionales estén de acuerdo que no se presentarán recursos. Si es así podré ir, pero no, si (la situación) algo inestable”.