EEUU no abandonará el proceso de paz, pese a romper con Rusia

johnkerry-29

John Kerry, en una conferencia de prensa en Bruselas, expresó que hará “todo lo posible” a través del Grupo Internacional de Apoyo a Siria o la ONU por lograr una solución a la crisis.

El gobierno de Estados Unidos aseguró este martes que ese país “no abandonará” el proceso de paz en Siria a pesar de la ruptura de conversaciones con Rusia tras la ofensiva lanzada por el Ejército, con apoyo ruso, contra los barrios de la norteña ciudad de Alepo controlados por los rebeldes vinculados a Washington.

Así lo anunció el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en una conferencia de prensa en Bruselas en la que agregó que hará “todo lo posible” a través del Grupo Internacional de Apoyo a Siria o la ONU por lograr una solución a la crisis.

“Seguimos comprometidos con una Siria pacífica, estable, unida, no sectaria”, declaró, al tiempo que precisó que no quedaron suspendidos los contactos con los militares rusos para evitar incidentes entre sus vuelos.

Los argumentos de Estados Unidos para la ruptura

Kerry recalcó que sólo Rusia y el gobierno del presidente sirio, Bashar Al Assad, impiden la entrega de ayuda humanitaria en Siria, donde la necesidad de asistencia es especialmente acuciante en el este de Alepo.

“En mis conversaciones con las fuerzas de la oposición y los grupos armados sobre el terreno, todos acuerdan dejar pasar la ayuda humanitaria; sigue faltando que Rusia y el régimen (sirio) lo permitan y lo garanticen”, indicó Kerry.

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó la “depravación” de Al Asaad, que “no ha dudado en seguir usando gas de cloro y en lanzar barriles bomba contra hospitales”, y con el que Rusia “ha asociado sus intereses y su reputación”.

“Todas las partes tienen el deber de garantizar la entrega efectiva de ayuda humanitaria”, tal y como señala la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU a ese respecto, que “se aprobó con el voto de Rusia”, enfatizó, citado por la agencia de noticias EFE.

La respuesta rusa frente a las acusaciones estadounidenses

Rusia, en tanto, señala que Estados Unidos nunca presionó al Frente Fateh Al Sham (ex Al Nusra, filial de Al Qaeda en Sirtia) ni hizo nada para separar a la oposición moderada de los yihadistas.

“Al tiempo que no emprendían acciones contra Al Nusra, que seguía con sus sangrientos ataques, en Washington también se resistían a que lo hiciéramos nosotros”, señaló un comunicado de la Cancillería rusa.

De esta manera “la decisión de Washington es un reflejo de su incapacidad, o incluso su falta de intención de cumplir con la condición clave del acuerdo” ruso-estadounidense en Siria, que consiste en separar a las milicias radicales de las moderados y atacar a las primeras.

“Tenemos una impresión cada vez más fuerte de que Washington está dispuesto a ‘pactar con el diablo’ y aliarse con los terroristas con tal de cambiar el poder en Damasco”, subrayó la diplomacia rusa.