Cómo evitar la retención de líquidos

retencion-1

Aunque esta retención puede darse en hombres, las mujeres suelen sufrir con más asiduidad dicha retención en algunas fases de su ciclo menstrual

La retención de líquidos es un problema de salud que afecta a una gran parte de la sociedad actual en especial a las mujeres. Dicha retención consiste en una acumulación de agua en diversas zonas del cuerpo que provoca fuertes dolores a la persona que la padece.

Existe una serie de consejos fáciles y sencillos con los que evitar en la medida de lo posible la citada retención de líquidos.

Reducir el consumo de azúcar y sal

La sal es realmente dañina para la salud en general y por tanto para aquellas personas que padecen retención de líquidos, ya que el sodio que lleva la sal impide que el líquido que hay en el cuerpo se elimine y se acumule en exceso. Es por ello que hay que evitar el consumo de alimentos salados como es el caso de los embutidos, los fritos o las salsas.

Dieta sana

Además de eliminar del consumo diario ciertos alimentos dañinos y perjudiciales, es realmente importante que se siga un tipo de alimentación saludable para evitar dicha retención de líquidos. Las bananas son ricas en potasio lo que es perfecto para eliminar el sodio del cuerpo. También hay que tomar una gran cantidad de frutas y verduras frescas ya que además de ser bastante nutritivas, son ideales para combatir dicha retención.

Las grasa saludables del tipo omega 3 también son ideales para evitar el problema de la retención de líquidos, es por ello que se puede añadir a la dieta diaria alimentos como las nueces, el pescado azul o el aceite de oliva virgen extra. No hay que olvidarse de tomar al menos dos litros de agua al día ya que ayuda a limpiar todo el organismo y a eliminar la acumulación de líquidos en diversas zonas del cuerpo.

Beber infusiones

Además de beber mucha agua, las infusiones son perfectas para depurar el cuerpo y limpiarlo totalmente. Se pueden tomar infusiones diuréticas como es el caso del té verde, la infusión de cola de caballo o la infusión de jengibre. Beber de 3 a 4 tazas de estas infusiones al día, ayudarán a combatir la retención de líquidos y a eliminar los mismos de tu cuerpo.

Hacer ejercicio

El sedentarismo y la falta de ejercicio diario es una de las causas principales de la retención de líquidos. Es por ello que es esencial hacer algo de deporte de forma habitual para activar la circulación y evitar dicha retención. Salir a caminar durante una hora es más que suficiente para eliminar la mayor cantidad de líquidos del cuerpo. Es también aconsejable acudir a un especialista para que pueda masajear la zona del cuerpo en el que se acumulan los líquidos y activar toda la circulación en la zona afectada.