La Academia Sueca desiste de contactar a Dylan por el Nobel

bob-dylan

La secretaria de la institución, Sara Danius, confía en que el músico acuda en diciembre a recibir el premio y dice que “sería una pena que no viniese, pero la distinción es suya y será una gran fiesta igual”

La Academia Sueca ha renunciado a comunicarle directamente a Bob Dylan su distinción con el Nobel de Literatura de este año tras cuatro días intentando contactar con él sin éxito.

La secretaria permanente de la institución encargada de la elección del premio en esta categoría, Sara Danius, explicó ayer a la emisora pública Radio de Suecia que la Academia desiste en el intento y que confía en que el músico recoja el galardón en diciembre en Estocolmo.

Los representantes de la Academia hablaron con el agente del músico y con otras personas de su entorno, pero no han podido hablar con Dylan.

Desde el pasado jueves -momento en que se conoció el fallo del jurado- el artista no hizo ninguna declaración pública ni comentarios al respecto en los conciertos que protagonizó en los últimos días en Estados Unidos.

Danius asegura no estar preocupada a pesar de que todavía no se sabe si el músico aceptará el premio o acudirá a Estocolmo a recogerlo el 10 de diciembre.

Click Aqui
La secretaria de la institución dijo, en cambio, tener “un presentimiento de que Dylan puede venir. Puedo equivocarme, y claro que sería una pena que no viniese, pero, en cualquier caso, la distinción es suya y no podemos responsabilizarnos de lo que pase ahora. Si no quiere venir, no vendrá, será una gran fiesta igual”.

En los más de cien años de historia del premio, solo dos personas rechazaron el Nobel de Literatura: el escritor ruso Boris Pasternak, en 1958, forzado por las autoridades soviéticas, aunque lo aceptó más tarde; y el francés Jean Paul Sartre, en 1964, por su política de rehusar cualquier tipo de distinción.

La Academia Sueca premió a Dylan por haber creado “nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”. La sorpresiva elección supuso la primera vez que se distingue con el Nobel de Literatura a un músico.