River Plate se quedó y dejó el invicto en el final en Paraná ante Patronato

river-patrnato

El equipo conducido por Marcelo Gallardo se adelantó en el marcador con un tanto Sebastián Driussi (6m.), pero en la segunda etapa el local lo vio vuelta con goles de Gabriel Vargas (10m.) y Lucas Márquez (45m.).

River Plate volvió a sufrir el ‘karma’ Patronato, que jugando como local lo derrotó este domingo por tercera vez consecutiva dándole vuelta un partido que perdía 1 a 0 para sellar un 2 a 1 que le significó la primera caída a los de Núñez en el campeonato y la primera victoria a los entrerrianos al cabo de seis jornadas de competencia.

Claro que River se presentó como claro dominador desde el arranque del partido con una buena vertiente ofensiva por derecha que se daba a partir de la buena sincronización entre el manejo de Andrés D’alessandro y las proyecciones de Jorge Moreira.

Patronato, por contrapartida, se paró en su terreno e intentó salir de contra, pero a los seis minutos ya estaba abajo en el marcador cuando Tomás Andrade activó a Sebastián Driussi, quien definió ante un Sebastián Bértoli impotente y favorecido por un resbalón del Andrade local, Walter.

Después del tanto llegó la hora de la presión alta de los riverplatenses, lo que generó que el local nunca pudiera siquiera acercarse a la valla defendida por Batalla.

Y de hecho ese dominio territorial dentro de la reducida geografía del campo de juego de los paranaenses hizo que la victoria riverplatense generó mayores merecimientos y oportunidades para los visitantes, que pudieron irse al descanso con una diferencia superior al 1 a 0.

Pero en la segunda parte River dejó su presión y su juego en los vestuarios y Patronato, impelido por la necesidad de sumar de a tres para tomar un poco de aire en la zona del descenso, se le fue a las barbas a Augusto Batalla y rápidamente, a los 9 minutos, llegó a la igualdad por vía aérea a través del chileno Gabriel Vargas.

Pero no se conformó el rojinegro con la paridad y ese fue el secreto de la posterior victoria, porque con mucho fervor y las limitaciones incomparables con la riqueza técnica individual de los riverplatenses ya reconocidas, se decidió a apretar a su rival aprovechando la falta de espacios.

Y este fue el punto de inflexión de un partido que el técnico Marcelo Gallardo había imaginado durante la semana y lo había comentado ante la prensa, aunque esto pareció no servirle a sus dirigidos, como por ejemplo el delantero Lucas Alario, que se dejó absorber por la marca y desconcentrado, cayó también en repetidas posiciones adelantas, lo que provocó el enojo del ‘Muñeco’, quien lo reemplazó por Rodrigo Mora a los 20 minutos del segundo tiempo.

Pero nada mejoró para los visitantes y, por el contrario, Patronato cada vez estaba más cerca de alcanzar el tercer triunfo consecutivo como local ante los riverplatenses en la historia (la primera vez en cancha de Colón por la B Nacional y las dos restantes en la de Patronato, ya en primera).

Primero se lo perdió Fernando Telechea en un mano a mano con Batalla que ganó el juvenil arquero riverplatense, pero después, ya con el tiempo cumplido, otra vez como en el primer gol llegó un centro desde el costado, en este caso el izquierdo (en el anterior fue desde la derecha), lanzado por el recién ingresado volante Matías Garrido, y el lateral izquierdo Lucas Márquez desvió la trayectoria del balón para consumar la victoria local.

Pero la bronca por perder el invicto en el torneo y que le dieran vuelta el partido les hizo perder los estribos a algunos jugadores de River como el joven Denis Rodríguez, primo de Maximiliano, el volante de Newell’s Old Boys, que “se fue de boca” y recibió la tarjeta roja del árbitro Mauro Vigliano.

Con uno menos River se vio impotente y resignó tres puntos muy valiosos en su pelea por la punta, mientras que Patronato se aferró a su primera victoria en el certamen (venía de dos empates y tres derrotas).

Por eso el enojo del siempre irascible D’alessandro, que se las tomó con el técnico local Darío Forestello, porque su equipo no devolvió una pelota por una infracción y así llegó la segunda conquista de los locales, algo que el propio Gallardo admitió que se produjo “por dormirse, ya que el fútbol es para los vivos”.

Claro que todo esto poco le importó al local y a su capitán, el veterano arquero Sebastián Bértoli, que hoy celebró su cumpleaños número 39 y estuvo en las tres victorias de Patronato sobre un River que se fue mascullando bronca porque esta vez ‘fair play’ fueron dos palabras inglesas que sus rivales no comprendieron.

– Síntesis –

Patronato: Sebastián Bértoli; Lautaro Geminiani, Walter Andrade, Renzo Vera y Lucas Márquez; Marcelo Guzmán, Gonzalo Espinoza, Damián Lemos y Arnaldo González; Fernando Telechea y Gabriel Vargas. DT: Rubén Darío Forestello.

River Plate: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Arturo Mina y Milton Casco; Andrés D´Alessandro, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández y Tomás Andrade; Lucas Alario y Sebastián Driussi. DT: Marcelo Gallardo.

Gol en el primer tiempo: 6m. Driussi (R).

Goles en el segundo tiempo: 9m. Vargas
y 44m. Márquez

Cambios en el segundo tiempo: 5m. Lautaro Comas por Guzmán
, 18m. Matías Garrido por González (P), 20m. Rodrigo Mora por Alario (P), 30m. Denis Rodríguez por Tomás Andrade
, 34m. Adrián Bertocchi por Vargas

y 45m. Iván Alonso por Driussi

Amonestados: Geminiani, Bértoli y Telechea (P). Batalla, Mina, Casco, Ponzio y Tomás Andrade (R).

Incidencia: 45m. del segundo tiempo expulsado Denis Rodríguez (R).

Estadio: Patronato.

Árbitro: Mauro Vigliano.