Rajoy celebró la decisión del PSOE de facilitar su reelección

El presidente del gobierno español en funciones consideró “razonable” la posición adoptada por la formación política y se mostró abierto a abordar propuestas de la principal fuerza opositora.

El día después del radical giro de los socialistas, el líder del Partido Popular (PP) valoró el acuerdo adoptado por el Comité Federal del PSOE a favor de permitir su investidura en segunda votación y dijo que fue “una decisión muy razonable e importante”.

“He leído la resolución, hay cosas que son buenas y de las que se puede hablar. Si hay voluntad política, podemos tener un gran futuro por delante”, aseguró Rajoy al intervenir en los desayunos informativos del Foro Europa en Madrid.

En el texto aprobado, el PSOE se plantea ciertos objetivos políticos inaplazables como derogar la reforma laboral, revisar el Pacto de Toledo sobre pensiones, un pacto de Estado por la educación, un diálogo sobre la vertebración territorial del país para “recuperar la normalidad institucional con Cataluña, y desterrar las prácticas corruptas.

Los socialistas acordaron votar “no” en primera votación a la investidura de Rajoy para mostrar su rechazo “frontal” a las políticas del PP, y en segunda votación, abstenerse para “desbloquear la excepcional situación institucional que sufre España, con un gobierno en funciones desde el pasado mes de diciembre.

El dirigente conservador sostuvo que se ponía en el lugar de los socialistas, quienes por primera vez en la historia democrática se abstendrán ante un candidato de su principal adversario político.

El PSOE asegura que no respaldará los próximos presupuestos del PP, con lo que Rajoy se prepara para continuar al frente de La Moncloa- sede del Ejecutivo- con un gobierno en minoría que se verá ante la difícil situación de negociar y pactar cada ley en un congreso muy fragmentado.

Rajoy prometió poner en marcha un gobierno “abierto al diálogo” y al “entendimiento”, pero que “hará cumplir la ley”.

No obstante, el dirigente del PP volvió a dejar claro que su partido “defenderá la unidad de España, la soberanía nacional y la igualad de los españoles” como “piedras innegociables” respecto al conflicto con Cataluña.

A menos de una semana de que venza el plazo para la convocatoria automática de nuevos comicios, la decisión del PSOE despejó el camino de Rajoy de cara a las consultas que inició hoy el rey Felipe VI con los distintos partidos españoles con representación parlamentaria antes de designar formalmente a un candidato a la presidencia del gobierno.