“De por vida”: Marcela Kloosterboer recibió la peor noticia por su marido

marcela-kloosterboer

Está internado en el pabellón psiquiátrico del hospital Italiano

Ayer se supo que el marido de Marcela Kloosterboer, Fernando Sieling, habría sufrido un brote psicótico. Está internado en el hospital Italiano. Hoy se conocieron más detalles sobre la salud del esposo de la actriz, que recibió un noticia muy fuerte.

Según detallaron ayer en Intrusos, Sieling está internado desde el sábado por la madrugada en el hospital Italiano, en la habitación 2425. “Fernando tuvo una crisis, en su casa, y se dice que se habría puesto violento con Marcela”, reveló Marina Calabró en Intrusos.
Sin embargo, al parecer, los detalles que circulan resultan escabrosos y Jorge Rial prefirió guardárselos para sí mismo. “La versión llega mucho más brutal que lo que la estamos transmitiendo por un tema de prudencia”, expresó el conductor. “Lo único real que está chequeado es que efectivamente está internado en el hospital Italiano”, agregó ayer.

Hoy se conocieron nuevos detalles de Sieling, que sigue internado en el centro médico. “Algunos dicen que fue internado el fin de semana, otros que hace una o dos semanas”, reveló hoy Jorge Rial, que detalló que el joven está en el pabellón psiquiátrico. “Es ambulatorio”, aseguró.

En el programa de espectáculos revelaron que el joven tiene un hermano mellizo, Esteban Sieling, que es cirujano y trabaja en el hospital Italiano. Habría sido él el encargado de mantener en secreto la internación. “No habría ingresado por guardia, sino por otro sector”, revelaron.

“Esto también explica un poco lo ilógico que resulta una persona que entra con un cuadro estrictamente psiquiátrico quede internado tanto tiempo en el Italiano”, aportó Calabró.
“Sobrevolaba el tema de violencia de genero. A nosotros no nos consta”, expresó Jorge Rial.

También detallaron que, al llegar, fue “inmediatamente es sedado hasta el día de hoy”, detalló Tartú que reveló un detalle triste sobre el drama que vive la actriz y su marido. “Es un tratamiento que no va a poder dejar de por vida”, reveló. Otro dato llamativo, es que la historia clínica de Sieling está vacía y sólo hay registros desde el día del ingreso.