Las seis cosas que no tenés que hacer cuando te despertás

wakeup

Levantarse supone iniciar una serie de tareas rutinarias, muchas de las cuales no son de lo más recomendable según los expertos

Uno de los trabajos más duros de todo ser humano consiste en levantarse a la mañana. Primero porque todos desearíamos quedarnos durmiendo al menos un rato más, y segundo porque salir de abajo de la sábana supone iniciar una serie de actividades mécanicas y sumamente rutinarias.

Sin embargo aquellas cosas que hacemos a menudo, no siempre son de lo más recomendables. El diario The Independent, con la opinión de los expertos, publicó seis hábitos que hay que evitar ni bien nos despertamos.

Apagar muchas veces la alarma: hay que terminar con la costumbre del “cinco minutos más y me levanto”. Cada vez que apagamos el reloj y cerramos los ojos nuestro cerebro vuelve a iniciar su ciclo de sueño, y es por eso que cinco minutos después nos despertamos más aturdidos o atontados.

Esquivarle al café: al despertarnos el cuerpo produce la hormona cortisol que es como un “despertador natural”. Si le sumamos cafeína puede que a la larga el cuerpo deje de producir dicha hormona y se haga dependiente de esta sustancia. Sí en cambio se recomienda comer galletitas porque frena la ansiedad para el resto del día.

No seguir en la cama: al despertarse, hay que salir inmediatamente de la cama para evitar la tentación de seguir durmiendo. Y una cosa más, en lo posible, hay que arrancar haciendo ejercicio.

No quedarnos a oscuras: es cierto que un rayo de sol apenas abrimos los ojos no es muy agradable. Pero el reloj interno del cuerpo se ve muy influenciado por la luz natural, ya que con ella deja de producir melatonina, hormona que nos señala que es hora de dormir.

Reducir el número de decisiones a tomar: dicen que el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, siempre va a trabajar con el mismo tipo de remera porque quiere limitar al máximo las decisiones ni bien se levanta, y de este modo, suprime las menos importantes. Sin llegar a ese extremo, se puede decidir la noche anterior la ropa que usaremos al día siguiente.

Tratar de no mirar el celular:
aunque hoy en día parece difícil, se aconseja esperar un rato a revisar el celular y los mails, ya que eso dificulta arrancar el día con energías renovadas.