Por qué es mejor comer papas en ensalada y no en puré

potatosalad

Se trata de un alimento muy utilizado como guarnición en la mesa de los argentinos. Los especialistas recomiendan una forma particular de cocción

Las papas resultan un alimento muy común en la cocina de los argentinos, ideal como guarnición. De las múltiples formas en las que se pueden usar, y dejando de lado la fritura, dos de las más comunes son en ensalada y en puré. A la hora de elegir entre ambas, los especialistas recomiendan la primera opción.

¿Por qué? Hay dos razones fundamentales, según detalla el portal Vitónica. La primera tiene que ver con el índice glucémico, es decir, la velocidad a la que una preparación eleva la glucosa en sangre. Esto depende en gran medida del método de cocción y del procesamiento que reciben los alimentos.

De acuerdo a un estudio de la Journal of the American Dietetic Association, las papas hervidas y trituradas (como sería el puré) tienen un mayor índice glucémico que aquellas hervidas, enfriadas y no trituradas.

Traducido: con el puré se obtiene mucha energía de golpe y en gran cantidad, mientras que de la otra forma se la incorpora de forma progresiva, sin alterar demasiado el metabolismo, y otorgando una mayor duración de tiempo en el organismo. Esto resulta muy importante para los diabéticos o deportistas.

Por otro lado, las papas poseen almidón resistente a la digestión de las enzimas del organismo, pero esa resistencia desaparece con la cocción y el procesamiento. La cocción en agua vuelve digerible el almidón, pero el enfriamiento post cocción o la cocción en el horno, permite que las papas conserven almidón resistente difícil de digerir por el organismo.

¿Qué significa esto? Que al tener más almidón resistente, las papas generan mayor saciedad, lo que reduce la ingesta. Además, producen cambios positivos en la flora intestinal, todo lo cual favorece al adelgazamiento.