La presoterapia, una forma de combatir la celulitis

Esta técnica es usada para reducir la acumulación de grasa en zonas localizadas, así como los problemas de circulación como la hinchazón en las piernas o los dolores de pies

La presoterapia es una técnica de belleza o tratamiento natural que puede utilizarse por varios motivos pero el principal y más conocido es el de conseguir luchar contra la grasa localizada e intentar reducir y eliminar la celulitis que sobre todo se acumula en piernas, glúteos y abdomen, más en hombres que en mujeres.

Este tipo de tratamiento está basado en un sencillo concepto: la estimulación física profunda en alguna parte del cuerpo va a ser capaz de romper la acumulación de grasa localizada, o de bolsas de grasa como en el caso de la celulitis, bajo la piel, consiguiendo dar a tu piel una apariencia mucho más suave y tersa.

La presoterapia es una técnica que se utiliza sobre todo en spas y en salones de belleza a fin de conseguir mejorar el estado físico y estético de los pacientes que acuden a ellos. Se trata de un sistema de compresión que está controlado y que funciona mediante bombas de inflar. El paciente se prepara y alrededor de sus piernas y manos se les colocan diferentes cámaras que servirán para mover el flujo de sus venas y el flujo linfático, desde los tobillos a los muslos para conseguir así reducir la inflamación, los edemas y la celulitis, consiguiendo también acabar con la fatiga en las piernas y aumentando el flujo de oxígeno a lo largo de todo el cuerpo.

¿Para qué sirve esta técnica?

La presoterapia, además de servir para tratar la acumulación de grasa y la celulitis, también es un método muy interesante para conseguir desintoxicar el cuerpo de forma total, gracias al drenaje linfático que produce y que ayuda a que el cuerpo promueva las funciones naturales para compensar la eliminación de toxinas.