Benitez expulsó a cinco jugadores de campo y un suplente

El árbitro de la final declaró que expulsó a cinco jugadores que estaban en cancha y uno que estaba de suplente. De esta manera no se podrá reanudar el juego.

Ricardo Benítez, el árbitro de la final, presentó su informe a la Liga Reconquistense de Fútbol y dijo que expulsó en total a seis jugadores, cinco de ellos estaban en cancha y uno era suplente.

El colegiado aseguró además que entregó su informe “y ahora el Tribunal de Disciplina tendrá que decidir” si hay o no oportunidad de seguir el juego.

Cabe destacar que, según indica el reglamento, el partido no podría reanudarse con el tiempo restante ya que uno de los equipos tendrá menos de 7 jugadores, la cantidad mínima para que haya disputa.

Sobre las jugadas polémicas

La expulsión de Paredes: “Luego de la primera falta intenté calmarlo, pero ese chico nunca tuvo la intención de jugar al fútbol. A la siguiente inconducta fue expulsado, porque en ese estado podía explotar contra mi persona o contra los rivales”.

Penal: “Si me equivoque fue por actuar en equipo, que es lo que debemos hacer. Yo me alejé de la jugada y no cobro la falta sino por instancia del línea (Francisco González)”.

Expulsión de Barbona: “Nada que reprochar. Fue una jugada durísima y correspondía la expulsión directa”.

Expulsión de Mauricio Sanabria (suplente que luego lo agredió): “Fue porque minutos antes había ingresado al campo de juego en el tumulto y eso está terminantemente prohibido. Un jugador sustituto no puede ingresar al campo de juego sin la autorización del árbitro para el cambio”.