Colombi quiere iniciar juicio político contra el Juez Aldo Alurralde

En la vecina provincia ya se habla de la presentación que se haría en el mes de Febrero en el Consejo de la Magistratura, donde el gobernador tiene como aliado al Diputado Nacional Gustavo Valdéz.

Después del mega operativo con ocho allanamientos, peces gordos del narcotráfico detenidos, una polémica institucional entre las policías de Santa Fe y de Corrientes que, por fortuna, no terminó a los tiros, la intromisión del gobernador Ricardo Colombi para desbaratar todo el allanamiento en Goya y meter preso al jefe policial antidrogas santafesino; más la definitiva sensación de la sociedad argentina de estar en presencia de “narco-lombi”, en el medio la decisión del juez Alurralde de investigar e imputar al gobernador correntino y a sus policías que interrumpieron el procedimiento, ante las sospechas de protección a los narcos.

Ahora se conoció que el Gobierno de Corrientes presentaría una denuncia en el Consejo de la Magistratura de la Nación contra el juez de Reconquista, Aldo Alurralde por “falsa incriminación” tras el conflicto por los operativos antidrogas no informados de la Policía de Santa Fe en Corrientes.

Es lo que se dice, pero el juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila, esa misma mañana del operativo miércoles 21 de diciembre de 2016, recibió el exhorto para acompañar los procedimientos policiales y por ahora este magistrado hizo silencio sobre el tema. Según apuntó su colega Alurralde.

El ministro de Seguridad de nuestra provincia, Horacio Ortega, adelantó que en febrero (cuando concluya la feria judicial) se presentará una denuncia en el Consejo de la Magistratura de la Nación contra el juez Alurralde, por “falsa incriminación”.

Alurralde es el juez federal de Reconquista que ordenó el controvertido operativo y quien abrió una causa para investigar si el gobernador correntino Ricardo Colombi entorpeció el procedimiento realizado el 21 de diciembre por la policía de Santa Fe en la ciudad de Goya.

Fuentes judiciales señalaron que la denuncia del Gobierno de Corrientes será canalizada a través del diputado nacional Gustavo Valdés, un niño mimado de la familia Colombi, posible candidato a gobernador de Corrientes, quien también integra el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Alurralde en tanto sostuvo su actuación luego que el jefe de Drogas Peligrosas de la Policía de Santa Fe, José Moyano, presentara un escrito en ese juzgado en el que advierte que fue “detenido” por efectivos de la policía correntina en Goya en medio de un operativo antidrogas ordenado por la justicia federal.

Moyano señala en el escrito -según detallaron fuentes judiciales- que fue apresado “por orden del gobernador” de Corrientes.

El ministro Ortega, sin embargo, negó que se haya producido una detención y calificó como “aprehensión” la situación en que se vio involucrado el comisario santafecino.

Formalismos al margen, “detenido” o “aprehendido”, Moyano fue retirado del lugar, en medio de los airados reclamos de Colombi que sonó más a “protección” de lo que se estaba allanando, que a “colaboración” para combatir el narcotráfico.

A casi un mes del operativo, Colombi mientras descansa en su casa de Punta del Este, nunca se refirió a la cuestión de fondo: Cómo hace su gobierno para combatir el narcotráfico que, a este escandaloso capítulo de Goya, le sumó recientemente un informe nacional recordando que la localidad de Itatí, es el portal de acceso de toda la marihuana que se consume en el país, producto de su frontera laxa con la principal productora de la droga: Paraguay.