Seis muertos y ocho heridos por el ataque a balazos a una mezquita en Quebec

Los atacantes abrieron fuego sobre unos 40 fieles que celebraban una plegaria en el Centro Cultural Islámico, ubicado en el barrio de Sainte-Fo, en la ciudad canadiense.

“Tenemos seis muertos confirmados, de edades comprendidas entre los 35 y los 70 años. Hay ocho heridos y 39 personas que salieron ilesas”, precisó la portavoz de la Seguridad de Quebec, Christine Coulombe, citada por el diario La Presse, según Sputnik Mundo.

Las edades de las víctimas mortales también fue confirmada por la portavoz policial, Étienne Doyon, durante una conferencia de prensa, y la Policía señaló que todo apunta a que fueron dos personas, que están detenidas, las que realizaron el ataque, consignó EFE.

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, condenó el ataque a través su cuenta Twitter: “esta noche, los canadienses lamentan los muertos en un cobarde ataque en una mezquita de la ciudad de Quebec. Mis pensamientos están con las víctimas y sus familias”.

También el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, declaró en Twitter que “estamos unidos contra la violencia. Solidaridad con los quebequeses de confesión musulmana”, y calificó de “bárbaro” el atentado, consignó la mencionada fuente.

Sin embargo, a horas del atentado Donald Trump Junior, hijo del presidente estadounidense Donald Trump, criticó la decisión de Canadá sobre los refugiados para lo cual aprovechó el tuit del primer ministro, Justin Trudeau, en el que éste condenó el ataque a la mezquita y a través de su cuenta de Twitter dijo: “El fallido líder de Canadá, Justin Trudeau, está llevándoles por el mismo camino que nosotros empezamos hace 8 años. Rezos para Canadá”.

El hijo de Trump acompañó su texto, un pase de factura, con dos imágenes en paralelo del tuit en el que el domingo Trudeau confirmó que Canadá seguirá recibiendo refugiados y del enviado por el primer ministro lamentando el ataque.