Al Assad defendió la soberanía y atacó a EEUU, la UE y la ONU

File Photo. The United States will call for Syria's President Bashar- El Assad to step down. The movie follows attempts to stop El Assad's regime brutality against his people who are seeking democratic reforms. In this Picture Syrian President Bashar al-Assad speaks to the media after his meeting with President Nicolas Sarkozy on Middle East peace process at the Elysee palace, Paris, France on November 13, 2009. Photo by Ammar Abd Rabbo/ABACAUSA.COM

El presidente sirio aseguró en un reportaje que los países europeos no son independientes, sino que hacen lo que les indica EEUU, y que la alianza apoya al terrorismo.

“Siria es de los sirios y los europeos no existen como estados independientes, hacen lo que les indican los Estados Unidos”, declaró el presidente sirio, Bashar al Assad, en un extenso reportaje difundido este martes, donde no se privó de atacar un “sesgo de las Naciones Unidas” contra su gobierno.

Fortalecido por las recientes victorias del ejército sirio en Alepo y el Wadi Barada, y por la inminente caída en sus manos del feudo del Estado Islámico (EI) en Al Bab, al norte de Alepo, Al Assad se mostró confiado ante un equipo periodístico belga, y desestimó incluso a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya.

“Cuando cumplo con mi deber presidencial de defender a mi país (…), no me preocupa esa corte, ni ninguna otra institución internacional”, porque la mayoría de los organismos de la ONU “están politizados” y “llevan adelante la agenda de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido”.

El mandatario agregó que para él la paz en su país pasa por “combatir a los terroristas”, y asegurar el “diálogo entre los sirios para decidir sobre el futuro del país y de todo su sistema político”, excluyendo cualquier interferencia del exterior.

Entre esas interferencias resaltó que al inicio del conflicto sirio, en 2011, “varios países, como Arabia Saudita, Qatar, Turquía, Francia, el Reino Unido y los Estados Unidos tenían malas intenciones, buscaban desestabilizar a Siria”, lo que hizo “inevitable” la guerra.

En ese sentido, desestimó la alianza contra el EI liderada por Estados Unidos: “no existió nunca, es ilegal, y no impidió que el EI asesinara un solo ciudadano sirio ¿Porqué tenemos que agradecer nada?”. En cambio, se mostró a la expectativa sobre la política que asumirá el actual presidente estadounidense, Donald Trump.

Agregó que hasta ahora “la UE está apoyando a los terroristas desde el principio mismo, bajo diversos títulos: humanitarios, moderados, etc. La verdad es que apoyaron a Al Nusra y al EI desde el mismo inicio de los hechos”.

Solo si los europeos aceptaran la soberanía siria y quitaran ese apoyo, “los sirios podrían (reitero: podrían) aceptar que esos países cumplan un papel”, dijo el dirigente, que además puso prudente esperanza en el diálogo “entre sirios” iniciado en Astaná, Kazajistán, en enero pasado.

Finalmente, Assad rechazó que forme parte de una dinastía hereditaria que rige el país desde hace 43 años, y agregó que su poder emana de las urnas, y más allá de los comicios, del curso del conflicto mismo.