Hija y yerno del Intendente de Itatí presos por narcotráfico

Conformaban una banda que ingresaba marihuana desde Paraguay y la distribuía en distintas ciudades del país, entre ellas Rosario.

En el marco de las investigaciones que ventilaron la relación existente entre narcos de Corrientes y la banda rosarina de Los Monos, Gendarmería Nacional detuvo ayer a la hija del intendente de la localidad correntina de Itatí y a su esposo en un hecho que se transformó en un verdadero escándalo para la política de esa provincia mesopotámica. Sin embargo, el objetivo de los gendarmes no era sólo apresar a esta pareja. Iban detrás de Luis “El gordo” Saucedo, un empleado municipal de Itatí vinculado a Javier Elías “El patrón” Sánchez, proveedor de Los Monos detenido el pasado 15 de noviembre y preso a la espera de un juicio en aquella provincia y que en Rosario el juez federal Marcelo Bailaque defina su situación procesal.

Itatí tiene unos 7 mil habitantes y se ubica en el noroeste de Corrientes. Está ubicada a la vera del río Paraná, a unos 80 kilómetros de la capital provincial y a 840 kilómetros de Rosario. Sobre la otra margen del río está la localidad de Itá Corá, en el departamento paraguayo de Ñeembucú, desde donde sale gran parte de la marihuana que ingresa al país.

Y en Itatí hay un barrio que va ganando un lugar en el mundo narco. Se llama Ibiray y se erige al borde del río, con calles angostas e inaccesibles. Allí, un edificio abandonado y un hospital en desuso sirven de centro de acopio transitorio de la droga que traen los paseros a bordo de pequeñas embarcaciones. Históricamente, el principal atractivo de la localidad era la Basílica de Nuestra Señora de Itatí, visitada por fieles de todo el país, pero ese destino perdió terreno a manos de los narcos. Tanto es así que Itatí es presentada por distintos investigadores como “la puerta de ingreso de la marihuana a la Argentina”.

Fuera de lo común

El lunes a la mañana el despliegue de efectivos de Gendarmería Nacional rompió con la paz de Itatí. Los gendarmes tenían órdenes de allanamiento del juez federal Carlos Soto Dávila en una pesquisa por tráfico de estupefacientes iniciada en 2014 y llevada adelante por la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y los fiscales correntinos Flavio Ferrini y Carlos Schaefer.

Requisaron cuatro domicilios, uno de ellos el de Mariela Alejandra Terán, de 28 años, y su marido Ricardo Walter “Chino” Piriz, de 37, quienes son la hija y el yerno del intendente de Itatí, Natividad “Roger” Terán, quien en 2013 ganó las elecciones municipales por el Frente para la Victoria (FpV) y en las próximas elecciones será candidato a legislador provincial. La pareja buscada no estaba en Itatí y fue detenida en el barrio Virgen del Rosario de la ciudad de Corrientes.

Al allanar el edificio del municipio, según explicó el propio intendente, los gendarmes requirieron el legajo de Luis “El gordo” Saucedo y “en cinco minutos ese pedido fue complacido”, indicó. Y dijo que “el empleado en cuestión está con licencia por cuestiones de salud”. Además, el mandatario municipal admitió que “un tiempo atrás, en el auto de mi hija encontraron estupefacientes y seguramente la Justicia ávanzó sobre esa causa. La pareja de mi hija es mayor que ella y tiene antecedentes”, agregó como para excusar a su primogénita. Y dijo: “Hice un esfuerzo para que regrese a casa porque la pareja que le tocó no es la que pretendíamos, pero no logramos nada. Estábamos tranquilo, pero con esta situación nos vamos a empezar a preocupar”.

Dinero y joyas

En el procedimiento en el que se detuvo a Terán y Piris se secuestraron 50 mil pesos, joyas por 60 mil pesos, una camioneta Toyota Hilux, una lancha y dos motos. El juez Soto Dávila dispuso además el embargo preventivo con fines de decomiso de 26 vehículos de alta gama y una embarcación deportiva. Todo eso tras indagar a la pareja y disponer que “Chino” Piriz quede preso a la Unidad Penal 6 de la localidad de San Cayetano y que MarielaTerán quede libre para cuidar a su pequeña hija.

Prófugo

Luis Alberto Saucedo, el pez gordo que buscaban los gendarmes y logró escapar, es sindicado como el cabecilla de una de las tres empresas que distribuyen marihuana desde Itatí. Las otras son lideradas por Carlos “Cachito” Bareiro y Federico “Morenita” Marín. Los investigadores estiman que reciben la droga desde Paraguay por vía fluvial y la distribuyen en Tucumán, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Chaco y Buenos Aires.

“Pese a la multiplicidad de expedientes en trámite nos encontramos en presencia de una misma organización criminal conformada por una pluralidad de personas que, desempeñando cada uno de ellos una tarea específica y actuando todos de forma coordinada y con permanencia en el tiempo, se dedicarían a la comisión de hechos criminales entre los cuales puede mencionarse el tráfico de estupefacientes ingresados desde la República de Paraguay para distribuirlos en la ciudad de Rosario”, señalaron los fiscales.

“El gordo” es empleado municipal desde hace 12 años y si bien cobraba la Asignación Universal por Hijo, el 13 de marzo de 2014 fue detenido en la ruta nacional 12 a bordo de un BMW negro que recuperó tras mostrar un boleto de compra venta a nombre de Elías Javier Sánchez, “El patrón”. Este hombre es investigado por el juez rosarino Marcelo Bailaque y la Procunar por liderar la banda de “Los Patrones” y su relación con Los Monos (ver aparte). Según la investigación, se comprobó que al menos en noviembre de 2015 hubo una participación activa Sánchez como proveedor de marihuana a la banda narcocriminal rosarina por lo cual se encuentra imputado. Para Bailaque, Sánchez era la persona que “intercambiaba marihuana por cocaína y vehículos” con Los Monos.