Pericia mecánica del Unimog complicaría a Zancada y Fumo

En las últimas horas, este medio pudo acceder al resultado de la pericia técnica que realizó el Ingeniero Mecánico José Luis Ropolo a pedido de la Justicia. La misma, por lo que nos pudieron adelantar, serviría de gran respaldo para las distintas figuras delictivas denunciadas por la Fiscalía.

Tiene que ver con el escándalo del #UNIMOGATE, que el programa radial La Grieta (FM Central 94.5) destapara a comienzos de octubre de 2016, y que desembocó en la denuncia a Pablo Zancada y Roberto Fumo. La compra de un camión Unimog con facturas truchas y vinculadas a un ardid absolutamente irregular terminó con dos funcionarios provinciales siendo citados al Ministerio Público de la Acusación. El Fiscal Aldo Gerosa imputó a Fumo por los delitos de: “Defraudación a la Administración Pública, Peculado, Malversación de Fondos Públicos y Uso de Documento Privado Falso”. A Zancada le pesa, además, la caratula por “Abuso de Autoridad”.

Vale recordar, también, que en la misma causa se ha visto involucrado el conocido empresario local Guillermo Yapur. Del cual, hasta el momento, no se conoció el avance de la investigación. Como así tampoco del “miembro de arriba”, que nos manifestó Gerosa que estaba buscando.

Luego de realizada la inspección general del Camión Unimog 416, marca Mercedes Benz, modelo 1976; el profesional tuvo que informar sobre el estado de conservación del mismo, reparaciones y/o cambio de piezas, costo de las mismas, estimación del valor del vehículo al momento de la adquisición, comparación con los precios del mercado, entre otros puntos.

Del informe pericial del Ing. Ropolo se desprenden las siguientes afirmaciones: “De la inspección realizada sobre la unidad, se detectan diferentes reparaciones de muy baja calidad, pudiéndose inferir que las mismas fueron con efectos elementales y de muy bajo costo, no detectándose recambio de piezas originales. Se verifica en cada una de las ruedas que las respectivas cremalleras de tracción, no recibieron mantenimiento durante un prolongado período. Se verifican diferentes derrames de lubricantes en la transmisión, especialmente sobre los diferenciales delantero y trasero”.

“De la comparativa de las declaraciones de las personas mencionadas y de la inspección técnica realizada, se infiere que el estado que presenta la unidad no difiere en mucho de su estado al momento de la adquisición”. Las personas mencionadas a las que hace referencia, son las declaraciones que realizaron en la Fiscalía: Antonio Gutierrez, Miguel y Ángel Yapur.

En relación al valor del vehículo en el mercado, el Perito remarcó: “Al momento de la inspección técnica de la unidad (noviembre 2016), unidades similares, en estado de conservación bueno y/o muy bueno cotizan en el mercado entre $240.000 y $300.000”. Pero en base al estado en el que encontró el Unimog, dominio RPP-610, Ropolo agregó: “Se considera que al momento de la revisión el estado de la unidad era cuasi similar al momento de la adquisición del mismo, ya que el detalle de reparaciones realizadas no se condicen con tareas necesarias para elevar el estado de la unidad a la de “bueno o muy bueno. Se estima, en función del estado de las transmisiones mecánicas, de los derrames de fluidos que presenta; que el estado de la unidad al momento de su adquisición no debió ser el mejor, ya sea por el tiempo prolongado de parada; la falta de mantenimientos preventivos, etc.; estimándose que en función del estado que se advierte, la cotización de la unidad no puede superar un importe de entre $90.000 y $110.000”.