“No descartamos que haya sectores del radicalismo con los que podamos seguir trabajando”

Lo afirmó el gobernador Lifschitz en una entrevista publicada hoy. A su vez, descartó cualquier posibilidad de una alianza con el Frente Renovador.

“Nuestra mirada es que tenemos que mantener fidelidad a las ideas, a las propuestas que hemos sostenido en los últimos años y que nos han llevado a gobernar a Santa Fe y a ganar un cierto espacio en la opinión pública nacional”, subrayó en una entrevista publicada hoy en el el portal “Nuevos Papeles”.

“Creo que eso, hoy por hoy, pasa por reafirmar esa pertenencia”, puntualizó Lifschitz al indicar que los socialistas no se imaginan “de ninguna manera” como parte de la coalición Cambiemos del presidente Mauricio Macri y tampoco como aliados al Frente Renovador de Massa. Dijo que “mas allá de que en la provincia de Buenos Aires Margarita Stolbizer (GEN) pueda ensayar algún esquema en ese sentido, el Frente Renovador en Santa Fe no tiene una expresión importante y en otros lugares del país tampoco”, agregó.

“No vemos al Frente Renovador como una opción nacional. Creo que el escenario político también está muy abierto, si bien el radicalismo institucionalmente ha ratificado su pertenencia a Cambiemos, también sabemos que hay muchos dirigentes radicales que están con planteos, que cuestionan esa alianza”, apuntó el gobernador santafesino. Adelantó que “en estos días hay una reunión de dirigentes de todo el país del radicalismo que tienen posiciones cuestionadoras de esa alianza, como es el caso de Ricardo Alfonsín”.

“Nosotros no descartamos que haya sectores del radicalismo con los que podamos seguir trabajando, creo que el peronismo también está en un proceso de reacomodamiento, de armado de su esquema de poder y probablemente haya que pensar en esquemas de mayor amplitud a la hora de construir políticamente hacia adelante”, indicó “De todas formas, creo que este año 2017 va a ser un año de transición, donde cada provincia hará esquemas distintos y recién de allí para adelante, podremos pensar en alternativas para el 2019”. Sobre la situación del Frente Progresista, alianza que en Santa Fe integran el socialismo y la Unión Cívica Radical (UCR), el gobernador señaló que “hay alguna discusión interna entre los partidos que lo integramos, pero de eso no se salva nadie”.

“Es más mediático que real por ahora. Tenemos un buen nivel de convivencia con el radicalismo”, agregó Lifschitz destacó que en su equipo de gobierno hay seis ministros de la UCR y “muchísimos” intendentes y legisladores de esa fuerza política que forman parte del Frente Progresista santafesino. No obstante, opinó que “podría pasar que algunos dirigentes del radicalismo, que algún sector del radicalismo optara por la lista de Cambiemos, cosa que no sería nueva, porque no es la primera vez que en Santa Fe el radicalismo y el socialismo tenemos posiciones distintas en lo nacional, pero no creemos que que la sangre llegue al río en esta oportunidad”.

“Cuando llegue el 2019 quizá el escenario sea otro, pero en esta oportunidad no creemos que se produzca ningún escenario de ruptura que pueda afectar de manera significativa al escenario electoral. Por otro lado, nosotros también estamos en un esfuerzo de integrar a otros sectores sociales, otros grupos políticos”, remarcó. Acerca de las próximas elecciones legislativas nacionales, Lifschitz dijo que el “candidato natural” del socialismo es Antonio Bonfatti “porque fue gobernador y porque está bien posicionado en las encuestas”.

Bonfatti “actualmente preside la Cámara de Diputados de la provincia y en su momento dijo que iba a estar en el cargo los cuatro años. No deja de ser un muy buen nombre para pensar. Hay otros nombres menos integrados, pero con buena proyección que pueden ser candidatos alternativos”, puntualizó.