Dura crítica de la Cámara Federal a la investigación por los Panamá Papers

En el fallo en que rechazó la posibilidad de que Pino Solanas y Alejandro Olmos participen como amicus curiae, al Cámara Federal Porteña advirtió que el juez Casanello “ha dejado sin norte la investigación”.

La Cámara Federal porteña criticó con dureza este miércoles la labor del juez federal Sebastián Casanello y del fiscal Federico Delgado en la causa conocida como Panamá Papers, en la que está imputado el presidente Mauricio Macri. Para el tribunal, se trata de una “investigación sin norte”.

En un fallo dictado por la Sala II de la Cámara sostuvo que “tanto el representante del Ministerio Público Fiscal (Federico Delgado) como el Sr. Juez (Sebastián Casanello) han diversificado la pesquisa y, a casi un año de su inicio sin avances cualitativos en lo que hace a la hipótesis inicial, han irrumpido sus límites desdibujándolos de forma tal que, incluso, el objeto de otros procesos se está viendo alcanzado por la extensión que actualmente se ha dado a la presente”.

Para la Cámara, el juez “ha dejado sin norte la investigación: el esforzado intento del Sr. Juez instructor por mostrarse equidistante derivó en su propio alejamiento del rol de director del proceso, coadyuvando de esa forma a la actual indefinición”.

“La propia necesidad del Sr. Fiscal de ‘redefinir’ los límites -que actualmente giran en derredor de ‘los contornos de un entramado societario desplegado mediante el recurso jurídico de las sociedades offshore en varios países’- es su más fiel expresión”.

Los argumentos de la Cámara fueron vertidos en una resolución firmada este miércoles en la que se dictó la nulidad de una decisión de Casanello de tener como amicus curiae o amigos del tribunal a Fernando “Pino” Solanas y al historiador de la deuda externa Alejandro Olmos. Esa decisión del juez también fue criticada y anulada.

“Sobre esto último y a modo de ejemplo, debe apuntarse que el aporte efectuado por quienes han sido tenidos como amigos del Tribunal se vincula con circunstancias acaecidas en los años ’80 y cuya relevancia penal -conforme reconocen- fue examinada”, en otro proceso penal en el fuero de instrucción, sostuvo la Cámara con la firma de los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah.

El tema llegó a la Cámara en virtud del recurso de apelación deducido por la defensa técnica de Francisco Macri, ejercida por Jorge Eduardo Anzorreguy, contra la decisión adoptada por el Juez a través de la cual no hizo lugar a la nulidad respecto del fallo a través del cual tuvo como amigos del Tribunal a Solanas y Olmos.