Al menos dos muertos en el multitudinario recital del Indio Solari en Olavarría

La fiscal Susana Alonso reconoció que se pensó que el número de personas fallecidas era mayor pero oficializó dos muertos.

La Fiscal Susana Alonso rompió el silencio de la madrugada en Olavarría y confirmó que son dos las víctimas fatales en el trágico recital del Indio Solari. En ese sentido, reconoció la “confusión” del caso por cientos de personas perdidas en inmediaciones del predio y también otras que debieron ser internadas en el hospital local.

“Pensamos que el resultado era más catastrófico, pero aún estamos investigando. La gente salta, se choca, se cae, se produjeron accidentes, se cayeron vallas de contención”, dijo Alonso, quien confirmó que las personas fallecidas llegaron al Hospital Municipal Dr. Héctor M. Cura antes de la finalización del recital.

“Una persona está identificada y es de Los Polvorines y la otra no tiene identificación. Creíamos que había en una de las carpas sanitarias una menor y otras personas y que el número era mucho más alto. Pero ha habido gente que se cayó y fue atendida y que a lo mejor quien lo vio pensó que el resultado era otro”, manifestó.

“Pensamos que era más catastrófico. Les puedo decir que son dos las personas fallecidas”, expresó la fiscal ante la prensa.

Predio colapsado

Según varios testimonios, habrían ocurrido durante el tercer tema interpretado por el Indio Solari, cuando entró una oleada de gente que sobrepasó a los encargados de seguridad y eso derivó en una avalancha que ejerció presión sobre los que ya estaban instalados en el predio. Según las fuentes, el público presente ascendía a 300 mil, cuando sólo se había autorizado el ingreso a 200 mil.

Al margen de las víctimas fatales, en el hospital informaron que se encontraban colapsados en su capacidad por el ingreso de jóvenes con distintos grados de intoxicación.

El show fue detenido a media hora de comenzar, durante el tercer tema, cuando el Indio dijo que había unos 20 chicos en el suelo, apretados contra las vallas. “Deben estar borrachos. No los pisen”, fue el ruego del cantante.

Gonzalo, uno de los asistentes, le dijo a Télam que “la salida fue un desastre porque nos hicieron ir por el lado contrario al que habíamos entrado y a todos por un solo lugar”.

“Redujeron la salida a una esquina del predio y hubo gente que se trepó a los techos de las casas contiguas para salir”, agregó el joven.

Bomberos, ambulancias y policías confluyeron al lugar, en medio del barro provocado por las lluvias que se habían desatado durante toda la jornada. Otros asistentes al recital señalaron que, además de los heridos por el aplastamiento, había jóvenes que presentaban heridas de arma blanca.