“INTICOM se inscribió la misma mañana en que el Concejo decidió que le iba a dar las cámaras”

La ex Subsecretaria de Gobierno, Patricia Virili, reconoció que la empresa no cumplió con lo contratado en materia de cámaras de seguridad y dijo que “las intimaciones salieron desde nuestra secretaría”.

La ex Secretaria de Gobierno de la gestión Speranza, Paricia Virili, reconoció todos los puntos expuestos por el actual Secretario de Gobierno, Guillermo Romero, y dijo que fue ella quien ordenó realizar las intimaciones porque la empresa no cumplió con lo prometido y que de las 23 cámaras que debían instalarse solo se colocaron 16.

“El inicio de la ejecución del apremio y la ejecución por incumplimiento se empieza en nuestra gestión”, dijo Virili haciendo referencia al juicio que ahora el municipio tiene con la empresa INTICOM por la instalación de las cámaras de seguridad.

“No le dimos el final de obra porque no estaba terminado todo el trabajo y los empleados de Hacienda y Gobierno saben de los incendios que yo tenía. Parte de mi úlcera es por las cámaras de seguridad”, dijo pero remarcó que en su gestión “de las 16 cámaras 14 andaban”.

Virili también declaró que quiere ser testigo en el juicio porque “pese a que yo no soy técnica en computación me daba cuenta que me estaba tomando el pelo”.

La ex funcionaria también señaló que el empresario “siempre reclamaba que algo se le debía” y que cuando había que hacer arreglos en las cámaras dejaba paradas “por horas” a las grúas municipales, maquinarias y empleados esperándolo.

Respecto de Maximiliano Cechini, propietario de la empresa que debía colocar las cámaras de seguridad y que ahora es demandado por el estado, dijo que “jamás en toda mi vida me tocó trabajar con una persona tan maleducada, una empresa tan desordenada, desprolija. Todo esto se lo he dicho en la cara a este señor, bueno si se puede decir señor porque me agredió más de una vez porque yo era mujer, que era vieja, abogada y que no entendía nada”.

“Cechini me enfermó porque hemos tenido peleas a los gritos y él me hacía creer que yo no entendía el funcionamiento de las cámaras porque no era técnica”, remarcó Virili.

Respecto de la empresa INTICOM, que ya funcionaba como tal en la ciudad de Reconquista “se inscribió en el mismo momento en que le dijeron desde el Concejo que le iban a dar las cámaras” y aclaró que tanto ella como Ricardo Serricho, que era el Secretario de Gobierno, dieron la orden para que no se le diera el final de obra y que no se le pague, pero alguien dentro del municipio cambió esa decisión y se le pagó sin darle el final de obra. De todos modos sostiene que “es normal” que las empresas avancen de Monotributo a Responsable Inscripto cuando van a tener un trabajo importante, pero la maniobra demuestra claramente la falta de experiencia de la firma en este tipo de trabajos.

Sobre la demanda que la empresa INTICOM le hizo al municipio, Patricia Virili dijo que no le sorprende para nada porque “siempre encontraba que le debíamos algo. Nos venía un día que no le habíamos pagado un cartucho, que le debíamos un metro de cable, un metro de soga. Siempre le faltaba algo”.

Además dijo que estuvo “a punto de renunciar” por las discusiones que mantenía a diario “con este personaje”.

“En un momento pedí que me saquen del medio porque yo le iba a pegar”, recordó.

“En toda mi vida política jamás había sentido bullying, siempre tuve muchos problemas porque soy una persona con un millón de defectos, pero este tipo de trato de alguien jamás. Yo soy una persona que habla hasta con las piedras y siempre termino arreglando las discusiones pero con este muchacho era imposible”, agregó.

“Yo lamenté no haberme dado los tiempos para no haber iniciado el juicio. Por mi profesión (es abogada) me gustaría verlo sentado al tipo y quiero colaborar con el municipio en este tema pero nunca me llamaron”, finalizó.