Según FISFE, la industria perdió 1.500 empleos

Lo dijo el presidente de FISFE, Guillermo Moretti, quien presidió el encuentro que se realizó ayer en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región. Se abordaron varios temas de interés para el sector.

El presidente de la Federación de Industrias de Santa Fe, Guillermo Moretti, cuantificó el impacto de la caída de actividad económica en la Provincia durante el último año. Tres cifras manejó concretamente Moretti: aseguró que la capacidad instalada ociosa en las industrias es del 60%, que se perdieron en forma directa 1.500 empleos, pero que aún más importante es la cantidad de horas/hombre que dejaron de trabajarse. Para Moretti, el derrumbe del mercado interno es la causa principal, aunque también incluyó en el combo mortal a las importaciones y los costos crecientes de producción, básicamente por aumentos en la energía.

Moretti habló con la prensa luego de la reunión que el Consejo Directivo de FISFE concretó ayer en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región, para repasar varias cuestiones vinculadas con la actualidad del sector. “Se trataron todos los temas que tienen que ver con la situación industrial. No sólo de la coyuntura económica, sino también el tema de las ART, los seguros ambientales y los aumentos en el precio de la energía”, reseñó Moretti.

Consultado por este diario sobre las preocupaciones centrales de los industriales santafesinos, reconoció que la inquietud principal es “la caída del mercado interno. Tomando por sectores, nosotros tenemos una capacidad instalada que se está usando sólo en un 60%”.

Moretti planteó que “cuando nos dicen que van a venir inversiones, queremos saber en qué rubros y en qué temas, porque en realidad la mayoría de las empresas sí pueden mejorar para perfeccionar la calidad del producto final, pero puertas adentro hay capacidad ociosa muy importante. Eso se da por la caída del mercado interno, que oscila entre el 20% y el 30%, dependiendo de los sectores. Incluso hay un sector muy fuerte, como el lácteo, que tuvo una caída del 19,7%, y estamos hablando de la leche que consumen los chicos. Necesitamos que la gente vuelva a tener dinero en el bolsillo”.

Al mensurar el impacto de la caída de actividad en los puestos de empleo, señaló que “nosotros tenemos evaluado que en forma directa se han perdido en la industria santafesina 1.500 empleos. Coincidimos en ese dato con el Ministerio de Trabajo de la Provincia. Por el otro lado hay una fuerte pérdida de horas de trabajo, es una gran cantidad de horas hombre que se han perdido. Eso impacta muy fuerte”.

Como la reunión de FISFE fue en las horas previas a un encuentro sobre energías renovables, con la presencia de la secretaria de Energía de la Provincia, Verónica Geese, Moretti también se refirió al tema.

“Ya sea en las tarifas energéticas, tanto en la parte eléctrica como en el gas, somos uno de los países más caros del mundo y lejos uno de los más caros de la región. Estamos trabajando con el Gobierno nacional y con la EPE para tratar de atenuar esto, como para ser un país que pueda exportar productos con valor agregado”, concluyó.