Alumnos santafesinos superaron la media nacional en el “Aprender”

En el caso de los secundarios, el 65 por ciento obtuvo un resultado entre básico, satisfactorio y avanzado en matemática y el 80 por ciento en lengua.

Los estudiantes secundarios de la provincia tuvieron un desempeño por encima de la media nacional en las evaluaciones del operativo Aprender. No obstante, el 35 por ciento de los adolescentes mostró un nivel por debajo del básico en matemática y el 20 por ciento evidenció dificultades en lengua. El mejor desempeño fue en ciencias sociales: el 36 por ciento exhibió un nivel avanzado.

Los primeros datos referidos a la performance de los alumnos santafesinos en el plan de evaluación nacional llegaron recién ayer a las manos de las autoridades del Ministerio de Educación de la provincia. A cuentagotas, los datos se brindaron en forma parcial y con la salvedad de que resultaban “provisorios”.

Los resultados finales se prometieron para el próximo miércoles y jueves cuando se reúna el consejo federal de ministros de Educación en la provincia de Salta. Allí, habrá una “devolución” de las pruebas que el pasado 18 de octubre completaron 963.470 alumnos del último año del secundario y de 6º del primario de todo el país.

Según quién los mire

Según la presentación del martes pasado desde la Quinta de Olivos, la evaluación arrojó que el 70,2 por ciento de los alumnos del último año del secundario no tiene el conocimiento deseado de matemática y el 46,6 por ciento tiene dificultades en lengua.

Sin embargo, las pruebas dividieron los resultados de los exámenes en cuatro categorías: por debajo del básico, básico, satisfactorio y avanzado. En rigor, el 40,9 por ciento de los estudiantes de 5º y 6º años del secundario no alcanzó el nivel básico en matemática, un porcentaje que baja al 23 por ciento para la evaluación de lengua. Los niveles fueron menores en ciencias sociales (18,8 por ciento) y naturales (16,9 por ciento). Cifras que no dejan de ser atendibles, pero que resultan menos dramáticas que las exhibidas hace tres días.

El capítulo santafesino de la evaluación, al que accedió LaCapital, ubica a los estudiantes secundarios de la provincia por encima de esa performance. El 65 por ciento obtuvo un resultado entre básico, satisfactorio y avanzado en matemática y el 80 por ciento en lengua. La ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, destacó que, como en las evaluaciones de 2013 y 2015, Santa Fe muestra resultados de hasta cinco puntos por encima de la media nacional.

Pero sobre todo remarcó que las cifras demuestran que “es muy importante analizar los resultados ya que no reflejan la catástrofe educativa que se ha querido instalar”.

La funcionaria puso de manifiesto algunas cuestiones “llamativas” de los datos que circulan en torno a la evaluación. Por ejemplo, el contraste que se exhibe entre matemática y lengua, y ciencias sociales y naturales, “como si los conocimientos relacionados con ciencias no demandaran herramientas de matemática y de lengua, como el cálculo o la comprensión lectora”, apuntó.

El segundo punto se relaciona con las pretendidas diferencias halladas entre las escuelas de gestión pública y las de gestión privada. “Cruzando algunos datos se demuestra claramente que las diferencias existen, pero están relacionadas con la brecha social que hay entre nuestros alumnos, no con que concurran a escuelas públicas o privadas”, sostuvo Balagué.

Cuestionada

De las pruebas del operativo Aprender participaron los estudiantes de gestión pública y privada que cursaban en esa fecha el 6º grado de la primaria y el de 5º o 6º de la secundaria.

Desde que se anunció su puesta en marcha, los gremios docentes cuestionaron con dureza la metodología del operativo de evaluación, advirtiendo que no tiene en cuenta las características de cada provincia, ni la realidad social del país y se centra en preguntas estandarizadas con formato de múltiples opciones. Más aún, unos días antes de que se realizaran las evaluaciones, parte del cuestionario circuló por WhatsApp en los días previos al examen.

Sin embargo, las mayores críticas se escucharon esta semana por la oportunidad elegida para dar a conocer los resultados de la evaluación, apenas un día antes de la multitudinaria movilización a plaza de Mayo para reclamar la apertura de paritarias nacionales.

Para el secretario gremial de Amsafé provincial, Javier Almirón, fue sencillamente un escalón más en la confrontación que plantea el gobierno con el sector docente.

“Fue un intento, en medio del conflicto, de responsabilizar a todo el colectivo docente de los malos resultados y de todos los males del sistema educativo”, señaló.

Políticas sostenidas

“En materia de educación no se puede hablar ni de catástrofes ni de revoluciones, sino más bien de procesos y de políticas claras y sostenidas”, advirtió la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué. En este sentido, apuntó a los planes de formación docente y a las acciones en el marco del Plan Abre en barrios vulnerables, como dos factores que permitirían explicar los resultados de los estudiantes santafesinos en la evaluación nacional. Destacó que la brecha entre los resultados alcanzados por los alumnos de nivel socioeconómico más alto y más bajo “no es tan profunda como la media nacional.