El conflicto de UOCRA y SITIC paró la obra del Acueducto

Los gremios de la construcción siguen enfrentados y la UOCRA decidió parar la obra hasta que la empresa garantice la seguridad de los obreros. Desde la llegada del nuevo gremio no pararon los conflictos, aprietes a empresarios y peleas entre obreros.

Ricardo “Pato” Benítez, titular del gremio de la UOCRA en Reconquista, confirmó que la obra “está parada” por el conflicto entre las dos facciones de la construcción.

Sobre el enfrentamiento de la mañana del martes dijo que “los trabajadores afiliados a la UOCRA querían ingresar y esta gente no los dejaba entrar. No quisimos llegar a nada violento, solo que los trabajadores entren a trabajar, por eso hicimos un cordón para que puedan pasar. Ya sabemos como se manejan ellos…”

Además agregó que “si vos vas a buscar trabajo a una obra no vas con palos y preparados para pelear. Ellos están preparándose para sacarnos afiliados, mienten y creen que como somos del norte somos bobos, sabemos que la gente quiere trabajo, pero ellos lo que quieren es sacarnos los afiliados con la metodología que tienen ellos”.

Claudio Raffín, representante del SITIC, dijo que su presencia ayer en el edificio de la UOCRA fue “para dialogar” aunque esto generó tal tensión que hubo más de una decena de patrulleros con más de 30 policías en la puerta para evitar un enfrentamiento sangriento. “No tenemos nada que dialogar con ellos”, respondió Benitez.

Finalmente respecto de la obra del Acueducto, Benitez contó que “temprano hicimos una asamblea y se tomó la determinación por parte de los trabajadores, y que nosotros apoyamos, de una quita de colaboración, significa que no vamos a trabajar porque los trabajadores de la obra están con mucho miedo de lo que pueda llegar a pasar, hasta que la empresa no les de la seguridad necesaria no vamos a trabajar. En esta obra en concreto la patronal tendrá que bregar por la seguridad de sus trabajadores y hasta ahora no están haciendo nada. Porque los trabajadores quieren trabajar y no confrontar con nadie”.