Macri visitó las zonas afectadas por las inundaciones en Tucumán

El Presidente se reunió con un grupo de familias afectadas por las inundaciones en el Centro de Operaciones de Emergencia instalado en la localidad de Monteagudo.

El presidente Mauricio Macri se reunió con un grupo de familias afectadas por las inundaciones en el Centro de Operaciones de Emergencia instalado en la localidad tucumana de Monteagudo y les transmitió “el dolor” que le produce “ver la difícil situación que viven muchos argentinos”.
Además, el jefe de Estado asumió el compromiso de ayudar a los damnificados con “todas las herramientas que disponga el gobierno nacional”, según explicó el ministro del Interior Rogelio Frigerio.

El mandatario se reunió con vecinos, docentes y funcionarios provinciales en la escuela 99 en Monteagudo, localidad ubicada a 95 kilómetros al sureste de la capital tucumana, en el marco de su visita a las zonas afectadas por las inundaciones en el sur de esa provincia del norte argentino.

El jefe de Estado arribó poco después de las 10 a bordo del avión Tango 10 al aeropuerto santiagueño de Río Hondo y, desde allí, se trasladó en helicóptero hacia el sur de la provincia de Tucumán, acompañado por los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; y Domingo Amaya, secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación.

En el aeropuerto, Macri fue recibido por el gobernador de Tucumán, Juan Manzur; el titular del Plan Belgrano, José Cano; el obispo de Concepción, monseñor José María Rossi; el comandante de la Brigada de Infantería del Ejército, general Guillermo Tabernero; entre otras autoridades.

El ministro del Interior destacó que el Gobierno busca llevarle tranquilidad a las víctimas de las inundaciones y precisó que “ellos deben saber que va a haber un Estado que va a prever que esto no vuelva a ocurrir” y contó que Macri le expresó a los damnificados “el dolor que siente al ver la difícil situación que viven muchos argentinos”.

“Estamos conteniendo a los evacuados y aportando ayuda desde la Nación, para lo cual mantenemos contactos con funcionarios de la provincia y de los municipios porque esta situación necesita que se trabaje en equipo”, sostuvo Frigerio.

Más tarde, el Presidente se refirió a través de su cuenta en la red social Twitter a las dificultades que sufren distintas ciudades argentinas a raíz de las condiciones climáticas y felicitó por ese medio a las Fuerzas Armadas y al personal de Vialidad Nacional por su desempeño en la asistencia a la ciudadanía.

Situación en Tucumán

El director nacional de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud, Carlos Russo, recorrió el fin de semana las localidades tucumanas de La Madrid, Ñogasta, Monteagudo, Atahona y Villa Chicligasta para colaborar en coordinar y abastecer las tareas sanitarias desplegadas.

En una nueva visita a esas zonas del sur tucumano, junto a autoridades sanitarias provinciales, Russo notó ciertas mejorías en la situación. “Se va normalizando el sistema de emergencias sanitarias, pero igual sigue trabajando la Atención Primaria”, puntualizó.

El Gobierno también intensificó la ayuda brindada a los pobladores tucumanos. El ministro de Defensa, Julio Martínez, y el titular del Plan Belgrano, José Cano, recorrieron las zonas más anegadas de La Madrid, donde las fuertes y persistentes lluvias que provocaron la crecida del río Marapa dejaron a gran parte de esta localidad bajo el agua.

Un equipo técnico de la Dirección Nacional de Respuesta del Ministerio de Seguridad organizó en el terreno las tareas de asistencia junto a las autoridades provinciales.

La cartera social despachó a esa zona seis camiones con alimentos e insumos para distribuir entre la población afectada. Equipos de asistentes sociales y psicólogos continúan colaborando con el relevamiento de las necesidades de la familias damnificadas.

Además, más de cien agentes del Liceo Militar General Aráoz realizan tareas de evacuación y contención de la comunidad con camiones de gran porte, un unimog, cuatro cocinas, un puesto de comando de comunicaciones y cinco botes.

Seguridad desplegó equipos de bomberos de la Policía Federal y de Prefectura, mientras que efectivos de Gendarmería instalaron una cocina que suministra 2.000 raciones diarias y colaboraron con el traslado en helicóptero de médicos y elementos básicos para la atención de pobladores que quedaron aislados.

El PAMI también envió agentes a la provincia norteña con el objetivo de reforzar la atención de los afiliados afectados por las inundaciones y definir estrategias de acción en coordinación con el comité de crisis local.

A través de las distintas carteras y organismos descentralizados, el Gobierno mantiene la asistencia en las provincias de La Pampa, Salta, Catamarca, Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero, Buenos Aires, Córdoba, Santa Cruz y Santa Fe, a través del trabajo coordinado con las autoridades locales.

El Banco Nación otorgará créditos a tasas bajas, con un plazo de cancelación de hasta 36 meses, para que la población que sufrió los efectos de la emergencia climática pueda cubrir los gastos relacionados con la refacción o reposición de bienes en casas, comercios y empresas.