Un fallo polémico recorta la condena al padre Grassi

Un tribunal consideró que corresponde aplicar el dos por uno por el tiempo que estuvo con prisión preventiva o domiciliaria. La defensa pedirá ahora la libertad condicional

En un fallo polémico, el Tribunal Oral N° 1 de Morón decidió otorgarle al padre Julion César Grassi el beneficio del 2×1 para el tiempo que pasó con prisión preventiva o domiciliaria, con lo cual se reduce la pena que le aplicó la Justici por encontrarlo culpable de abuso sexual agravado.

A mediados de marzo de este año, en un fallo unánime, la Corte Suprema había confirmado la condena a 15 años de prisión contra el sacerdote, quien se encuentra detenido en el penal N° 41 de Campana.

No obstante, el actual abogado de Grassi, Rodrigo González, dijo que ahora pedirán la libertad condicional del cura ya que, desde su punto de vista, habría cumplido dos tercios de su condena. Para eso, suman los años que lleva en Campana más aquellos donde “no tuvo una libertad plena” durante el proceso por las restricciones que se le habían impuesto. “Esta va a ser una nueva discusión”, afirmó González.

Sin embargo, el abogado querellante Juan Pablo Gallego pedía que al ex titular de la Fundación Felices Los Niños se le imputen otros dos casos de abuso, y se le duplique la condena actual.

Más Información