El Obispo también rechazó la ley del 2×1

El Obispo de la Diócesis de Reconquista, Mons. Angel J. Macin, se expreso sobre la controvertida Ley del 2 x 1 que el Senado sancionó por unanimidad y que apunta a restringir a los condenados por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura la aplicación del derogado beneficio del cómputo doble de los días de detención preventiva como ley más benigna, tal cual lo estableció el controvertido fallo de la Corte Suprema en el caso Muiña.

“Quiero expresar mi posición respecto a este tema tan delicado que hoy tiene la atención y la mirada no solo de la gente del norte sino de todos los argentinos. Personalmente rechazo absolutamente la resolución de la Corte, que como dijo Mons. Lozano, presidente de la Pastoral Social, no ayuda en nada al proceso en el camino de Verdad, Memoria y Justicia que los argentinos queremos hacer”.

Expresó ademas que no pudo participar de la movilización que se hizo en plaza 25 de mayo, “pero quería desde este medio fijar mi posición con respecto a este tema como Obispo de Reconquista”.

“Esto del dos por uno fue una ley después derogada como beneficio a la lentitud de la Justicia argentina en determinado momento de nuestro país, entonces ese tipo de legislación no puede aplicarse a delitos de lesa humanidad. En un nivel están los delitos comunes y en otro los delitos cuando se suspende el estado de derecho y se actúa con la fuerza. Hay una diferencia cualitativa y que merecen otro tipo de tratamiento”, dijo.

Cultura del Encuentro
“Los argentinos nos merecemos y necesitamos caminar hacia una mayor fraternidad y una cultura del encuentro. Por eso mi posición, quiero sentirme solidario con el pueblo argentino que en su gran mayoría tiene como consenso la política del Nunca Más en este tipo de situaciones.

Reconciliación
Consultado acerca de la Reconciliación que se habló en distintos medios por parte de la Iglesia, el Obispo Macin dijo que “para la tradición cristiana la palabra Reconciliación tiene un sentido muy profundo, muy fuerte, pero las palabras son entidades vivas que van tomando distinto tipos de matices. Y hoy en el nivel pragmático no es una palabra feliz.

Creo que hubo un error de comunicación y tendríamos que revisar nuestro lenguaje. Saber que queremos decir con Reconciliación, no es tirar todo debajo de la alfombra y nos olvidamos. Nosotros vivimos como chiquitos esa tragedia que vivió la Argentina. No podemos decir eso fue cosa de otros, pero como institución debemos hacernos cargo de lo que nos corresponde y reparar lo que haya que reparar…la comunión episcopal es importante, y se construye con las distintas expresiones, yo no puedo construirla dejando de lado la verdad que yo descubro como tal y que podría no ser absoluta, pero sí que me compete decirla como Pastor de una comunidad.


Más Información