El “Grooming cibernético”. Nuevas formas de acoso virtual hacia los niños

Columna de la Psicóloga Lucrecia Cripovich en el Semanario Reconquista.

El Grooming, según el diccionario cibernético Wikipedia “es una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, creando una conexión emocional con el mismo, con el fin de disminuir las inhibiciones del infante y poder abusar sexualmente de él”.

Como lo publique en otros artículos los niños, niñas y adolescentes, son personas que se encuentran en una etapa temprana de sus vidas, en las que aún se están formando en su personalidad, y se muestran vulnerables a muchas situaciones externas. No tienen constituidos los mecanismos de defensas necesarios para resguardarse del mundo adulto.

Todos los días, podemos apreciar cómo va creciendo la violencia hacia ellos, los abusos sexuales, el bulling y ahora se suma el Grooming.

La semana pasada conocimos como éste problema, comenzó a afectar a niños, niñas y adolescentes de la ciudad de Reconquista. Por el ámbito de los medios de comunicación no enteramos de un caso en particular donde una niña fue acosada por un mayor de edad que le enviaba fotos intimas por las redes sociales.

Estos tipos de abusos que se denominan Grooming Cibernético, va en escalada creciente en todo el mundo; donde los pedófilos –por su anonimato en las redes- se sienten capaces de llevar este tipo de acciones sin miedos, ni culpas, utilizando sitios en internet como son Facebook, Watsap y otras.

El Grooming, se caracteriza, porque un adulto, por medio de estas redes, se conecta con menores de edad, y utilizando estrategias de seducción o ganado previamente su confianza, empuja a que el pequeño o pequeña termine concibiendo ataques sexuales por parte de éste, como pueden ser el de enviar o recibir fotos de sus partes íntimas o videos de tono sexual u otras formas de connotaciones violentas para ellos.

Ocasionando en el menor, daños psicológicos que llevara a lo largo de su vida.

Y esos daños, pueden, que a su corta edad no se manifiesten en el momento, pero que sin duda, en su vida adulta, devendrán de diferente maneras y tendrán acciones en su vida diaria.

Una forma de poder conocer si esto le pasa a nuestros hijos, primero, es estando atentos a sus comportamientos, como son por ejemplo, sí se muestra triste o tímido sin razón aparente o con pocas ganas de hablar; retraído y mucho tiempo encerrado, solo, conectado a las redes sociales.

Todos estos tipos de indicadores, deben ser un alerta para nosotros los padres, y así saber si algo les está ocurriendo.

Segundo, tenemos que formar parte de su mundo virtual. De la misma manera que somos parte de su mundo real y sabemos a dónde va, con quien se junta o nos piden permiso para realizar alguna cosa en particular; también lo deben hacer en las redes sociales.

Nosotros necesitamos tener sus contraseñas para poder acceder y conocer que acciones realizan. Debemos poner diferentes filtros que nos permiten algunos espacios como son por ejemplo YouTube, para que no tengan accesos a videos que no correspondan a sus edades. También conocer quiénes son sus amigos virtuales y que relación tienen con ellos.

Pero por sobre todo, debemos estar alerta y enterarnos de lo que hacen nuestros niños en el mundo real y virtual.

El Grooming es algo que le puede pasar a cualquier niño, por eso, siendo parte de sus vidas y estando anoticiados de cómo se manejan en las redes sociales, seremos capaces de prevenir que algo así les sucedan. Y también a que no pase a mayores, como por ejemplo que se termine concretando una cita, en la vida real, con el abusador.

Y en caso de conocer una de estas situaciones antes mencionadas, no enojarnos con el niño, sino buscar contenerlo y conversar sobre esto, para que pueda comprender que es un abuso sexual. Luego buscar ayuda profesional (psicólogos) y acercarse a fiscalía sin borrar nada de lo que allí hay, para un asesoramiento legal.

Previniendo, acompañando y conversando con nuestros niños, niñas y adolescentes, ayudamos a cuidarlos y cuidarse.