Cristina (confirman) será candidata pero sin dar PASO

Ensayan ahora con la posibilidad de Daniel Scioli como segundo y Florencio Randazzo en lista única. Exministro quiere las primarias.

El ensayo de una lista única comenzó ayer a probarse en el Frente para la Victoria o el reciclado nombre que defina esa fuerza para competir en la provincia de Buenos Aires. Si no logran la lista única, ya comienzan a barajarse vericuetos técnicos para evitar las PASO. Claro, con Cristina de candidata principal.

La reunión de ayer a la tarde en el Instituto Patria, en la Ciudad de Buenos Aires, se aproximó a esa prueba. Cristina de Kirchner y Daniel Scioli serían los candidatos a senadores por la provincia de Buenos Aires y le dejarían el protagónico en Diputados a Florencio Randazzo. Pero nada es seguro, menos por estas horas cuando se comienza a restar el tiempo del cronograma electoral, que marca el próximo 14 como plazo para la presentación de las alianzas que competirán en las PASO.

Del lado de Randazzo y su nuevo jefe de campaña, Alberto Fernández, reafirman la decisión de llevar adelante las primarias, una opción a la cual la propia Cristina no le encuentra sentido.

Como sea, ayer le dio más chances a esa posibilidad el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, quien al terminar la reunión de mandatarios con Máximo Kirchner en el Patria, aseguró que la postulación de la expresidente “está confirmada”.

Ferraresi remarcó que la decisión está tomada aunque no abundó en precisiones. El mandatario comunal, que es el vicepresidente del Instituto Patria, participó del encuentro que animaron entre otros Verónica Magario (La Matanza), Francisco Durañona (San Antonio de Areco), Mario Secco (Ensenada), Walter Festa (Moreno) y Juan Ustarroz (Mercedes).

En el entorno de Randazzo creen que la jugada es “solo un apriete mediático”. Aluden a la supuesta oferta de una lista única donde el exministro encabece la tira a Diputados por la provincia de Buenos Aires, mientras Cristina y el exgobernador se promocionan para el Senado. Insisten, además, con disputar las PASO contra la expresidente porque “la gente debe definir qué candidato le gusta más”, buscan convencer.

Entonces del lado del kirchnerismo más duro, acusan al exministro de “jugar para el gobierno, para Cambiemos” y de, presuntamente “tener otras intenciones”, más allá de la competencia electoral.

El clima, para algunos, no opaca las posibilidades de avanzar en una negociación hacia la lista única. En ese sentido, por ejemplo se expresó ayer, el intendente de Marcos Paz, Ricardo Curutchet, uno de los ocho peronistas de la Primera Sección Electoral que se reunieron esta semana en Moreno para vivar la candidatura de Cristina de Kirchner.

“Yo, personalmente, lo he escuchado a Florencio, porque estuvimos hasta las dos de la mañana charlando, cuatro de un lado y cuatro del otro, y en ningún momento esbozó que las PASO eran la razón de existencia de su vida”, señaló Curutchet ayer a la mañana ante las radios. Se refirió a que Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) -de los principales escuderos de la candidatura de Randazzo- y Mario Ishii (José C. Paz) estuvieron reunidos.

“Hemos estado reunidos con Florencio cuatro intendentes de la primera. Cuando vos lo escuchas, no tiene prácticamente diferencias con Cristina”, insistió Curutchet pero se enmarcó en el grupo que considera que “las PASO no serían saludables en esta coyuntura”.

En ese dilema se acelerarán los encuentros esta semana para definir las listas bonaerenses de la oposición, con la idea de sellar un armado posible este mismo fin de semana, dejando tiempo para cuestiones técnicas que hubiera que resolver. Entre esos temas está en estudio vetar la posibilidad de las PASO, tratándose de la conformación de un nuevo frente electoral que correría con nuevas reglas para las legislativas de octubre y la instancia de primarias.

Otro tema a resolver, inclusive, es el del sello. Ayer también confirmó el apoderado del PJ Jorge Landau que “está en análisis” el nombre y que “no está descartado” que continúe presentándose bajo el Frente para la Victoria (FPV), ya que consideró que es el nombre que “ha acompañado hasta ahora desde 2003” al peronismo y que “tiene una tradición y un aquilatamiento de muchos años, además de estar instalado”, pero remarcó que “lo que realmente importa es cuáles son las propuestas que vamos a llevar y cuál es el núcleo de dirigentes que van a estar acompañando cuando se suscriba el registro de candidatos”.