¿Cómo se detectan las cardiopatías congénitas?

Con qué frecuencia aparecen estos casos y cómo se procede ante su detección

Según datos estadísticos del Ministerio de Salud de la Nación, uno de cada cien recién nacidos presenta alguna cardiopatía congénita, es decir, una malformación del corazón que se produce durante la vida fetal. En la Argentina, nacen al año unos 7 mil niños y niñas con esta patología.

Alrededor del 50% de estos niños requieren cirugía en el primer año de vida, y dos terceras partes son solucionables con diagnóstico oportuno y tratamiento.

La cardiopatía congénitase define como “una enfermedad del corazón que se produce cuando el bebé está en la panza de la mamá, en el momento de la gestación”. Indicó que no se trata de algo adquirido al nacer el niño ni en el transcurso de su infancia, y detalló cómo se procede cuando se la detecta.

¿Cuál es su frecuencia de aparición de la cardiopatía congénita?

Ocho de cada mil niños nacidos vivos

¿Cómo se diagnostican?

Además de la ecografías obstétricas que son obligatorias, se pide un ecocardiograma fetal para la detección precoz a aquellas embarazadas de alto riesgo. Estas son aquellas mujeres que han tenido una cardiopatía, o si el papá del bebé o sus hermanos mayores tuvieron una cardiopatía. También se solicita en embarazadas con alguna enfermedad específica, diabetes, hipertensas o con problemas reumatológicos.

¿Se heredan?

En algunos casos hay una carga genética importante. Hay familias con varios integrantes que cursan cardiopatías congénitas. En la inmensa mayoría de los casos los nacidos con cardiopatías congénitas carecen de antecedentes familiares.

Si el niño por nacer cuenta con un integrante de la familia con cardiopatía congénita, ¿aumenta el riesgo de padecerla?

Tiene un riego aumentado en un 4% si su hermanito la tuvo, y un 8% si el papá o la mamá la tuvo. Pero no es una enfermedad hereditaria en un 100%.

¿Por qué se produce la hipertensión arterial en los niños?

El porcentaje de niños hipertensos aumenta día a día y tiene que ver sobre todo con el aumento de peso y la vida sedentaria. Siempre debemos relacionar edad y peso para la hipertensión arterial.

También los niños pueden padecerla por causas secundarias, es decir por otras enfermedades de tipo endocrónicas que pueden aumentar la presión arterial, pero son las menos.

La principal causa de hipertensión en los niños es el sobre peso. A estos niños les pedimos que cumplan con una dieta saludable y pedimos interconsultas con nutricionistas y es fundamental la actividad física.

¿Y los soplos?

Existen de dos tipos, los fisiológicos que pueden estar relacionado o no con una enfermedad cardíaca o con una enfermedad extra cardíaca como puede ser la anemia, que hace que la sangre circule de manera diferente. Algunos de estos soplos tienen tratamiento y otros requieren tan solo de control y seguimiento.