Cuatro series de acción adaptadas al cine como comedias

Baywatch, que se estrena la semana que viene, es la última de esta tendencia de Hollywood

La producción de Hollywood tiene en la actualidad una premisa fundamental: las películas deben estar basadas en una marca reconocida. Esta puede ser un libro, un videojuego o hasta los emoticones que usamos para comunicarnos. No importa cuál sea el material de base, basta con que tenga un nombre que sea familiar para el público y se pueda utilizar en el título de la película. A partir de ahí se desarrolla un guión que tenga alguna relación con la “marca” y se encara un nuevo proyecto con aspiraciones de éxito de taquilla.

A esta altura las series de televisión pueden considerarse como una de las más tradicionales fuentes de material para cine. Tal vez, la más numerosa e importante después de los libros. Series tan diversas como El fugitivo, Los Ángeles de Charlie, Star Trek, División Miami, Sex and the City y Los expedientes secretos X fueron utilizadas como base para películas que continúan o reescriben la historia que ya contaron en televisión.

Pero en el traspaso de la TV al cine muchas series fueron reformuladas en cuanto a su tono y género. En algunos casos, la marca es reconocible como para atraer al público, pero el contenido resulta anticuado o hasta un poco ridículo para llevarlo a la pantalla. Queda en manos de los productores, guionistas y directores transformar ese material original y, en varias ocasiones, la mejor solución la encuentran en la comedia.

Llevar al terreno del humor una serie de acción ya es una costumbre en Hollywood. En el siglo XXI las referencias al original y la propuesta de reírse de aquellos elementos de la serie que no pudieron superar el paso del tiempo parece, en principio, una buena idea. Mejor aún, si la serie en cuestión es famosa, pero no tan buena. Acá repasamos cinco películas basadas en series que fueron convertidas en comedias, con mejores o peores resultados.

Baywatch

El film que se estrena el jueves 15 está basado en la serie que en los 90 puso de moda los trajes de baño rojos y los salvavidas con forma de torpedo. Después de un comienzo complicado, fue cancelada por NBC tras la primera temporada, Baywatch sobrevivió gracias al esfuerzo de los creadores Michael Berk, Douglas Schwartz y Gregory J. Bonann y su protagonista David Hasselhof y se convirtió en un gran éxito internacional. La historia giraba en torno a un grupo de guardavidas de Los Ángeles y sus tramas no eran muy sofisticadas. Más que nada la serie explotaba el atractivo físico de su elenco, que incluía a Pamela Anderson, David Charvet y Carmen Electra, en especial con los planos de las actores corriendo en cámara lenta por la playa, que se convirtieron en su marca estética. La versión cinematográfica, protagonizada por Dwayne “The Rock” Johnson y Zac Efron, promete llevar al extremo estas características de la serie y hacer reír con el ridículo.

Starsky & Hutch

La serie que se emitió entre 1975 y 1979 en los Estados Unidos se centraba en los casos a los que se enfrentaban dos detectives de California. David Michael Starsky (Paul Michael Glaser) y Kenneth Richard “Hutch” Hutchinson (David Soul) compartían protagonismo con un vistoso Ford Gran Torino rojo y blanco. Aunque en algún momento suavizó un poco sus tramas sobre crímenes y tuvo ciertos toques de humor, la serie se mantuvo dentro del género policial. Pero cuando se realizó su adaptación al cine se convirtió en una comedia de acción, protagonizada por dos grandes figuras de la comedia americana como Ben Stiller y Owen Wilson y dirigida por Todd Phillips (Old School, ¿Qué pasó ayer?).

Comando especial

Los argentinos que crecieron a fines de los 80 recordarán la serie protagonizada por Johnny Depp que emitía Telefé. Se trataba de un comando especial de la policía de una ciudad ficticia formado por agentes jóvenes encargados de infiltrarse en colegios secundarios o universidades para resolver casos. El tono de la serie era el de un policial con mucho drama y que tocaba temas serios como la adicción a las drogas y el SIDA. La versión cinematográfica, dirigida por Phil Lord y Chris Miller, responsables de La gran aventura Lego, y protagonizada por Channing Tatum y Jonah Hill, es una pura comedia repleta de chistes que hacen referencia a la serie original.

CHIPs

La serie sobre dos policías motorizados que protegen las autopistas de Los Ángeles también tuvo su adaptación al cine, estrenada este año. Dax Shepard (La idiocracia) escribió, dirigió y protagonizó la película, en la que también se viró del policial original hacia una comedia “zarpada” con algo de acción. Michael Peña fue el encargado de interpretar a la nueva versión de Poncherello, el personaje más recordado del dúo.