Luna no aparece pese a que lo busca la PDI

“Tenemos algunos datos”, aseguraron a principio de semana desde el Ministerio de Seguridad pero el caso no se resuelve y Miguel Luna sigue prófugo.

“Pusimos a toda la PDI a buscarlo”, comentaron desde el Ministerio de Seguridad luego de que la noticia se conociera desde www.reconquista.com.ar. Al día siguiente el propio Fiscal de Cámaras José Mántaras se comunicó con el portal e hizo pública la declaración de rebeldía y por ende la captura.

Un día después Andrea Adobato, pareja de la víctima fatal, le entregó el expediente al Ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro que le aseguró que aparecería y que se pondría a toda la fuerza a trabajar en detenerlo.

Pasaron dos semanas desde que se conociera la noticia y que el caso se hiciera público pero Miguel Luna sigue prófugo y ahora ya la PDI no muestra tanta seguridad de encontrarlo como lo hacían los primeros días.

“Desapareció de los lugares donde estaba”, confirmaron los investigadores y aseguraron que se “seguirá trabajando hasta poder dar con el prófugo y ponerlo a disposición de la justicia”.

Quien también habló en el programa La Grieta fue el Dr. Marcelo Venetucci, abogado que representa a la querella. “La cuestión más importante de todo esto es que la causa no está pudiendo pasar a sentencia porque el acusado está prófugo. Como estamos hablando del viejo sistema penal, el imputado debe tener una audiencia personal con el juez antes de que éste dicte la sentencia. Y esto no se pudo dar porque Luna no fue hallado en el domicilio constituido en el expediente (Cañada Rosquín), cuando recobró la libertad hace ya unos años atrás”.

Además, el letrado agregó: “Nosotros, desde la querella, hemos pedido una pena de 12 años de prisión. Nosotros y el fiscal ya hicimos las conclusiones correspondientes, y el proceso de primera instancia está prácticamente agotado. El último paso que falta es esta audiencia a la que Luna nunca fue, y esto es lo que genera la situación en la que estamos actualmente. Yo no tengo registro de que haya otro caso acá en la zona en donde en un hecho de tránsito se haya imputado el delito a título de dolo. La fiscalía también lo encuadra al hecho como nosotros en un homicidio simple, aunque con una pena algo menor (10 años)”.