El oficialismo confía en alcanzar los dos tercios de Diputados para desaforar a De Vido

La mayoría de los bloques está a favor del desafuero, desde el Frente Renovador hasta el Bloque Justicialista. Creen que hasta el Movimiento Evita puede acompañar o estar ausente a la hora de votar. La duda es si el juez Rodríguez elevará el pedido que hizo el fiscal Stornelli

El oficialismo confía en lograr los dos tercios de la Cámara de Diputados para votar el desafuero de Julio De Vido si la justicia así lo solicita, adelantaron fuentes seguras, que pusieron como antecedente la votación que el año pasado autorizó el allanamiento a varios domicilios del diputado en el marco de una causa por enriquecimiento ilícito. En efecto, hace poco más de un año, por 137 votos contra 49, la Cámara baja votó que la justicia pudiera tomar esas medidas con el respaldo del massismo, el Bloque Justicialista de Oscar Romero y Diego Bossio, la izquierda, el GEN, el socialismo y el delasotismo, además de Cambiemos.

En aquella oportunidad, el 23 de junio de 2016, solo votaron en contra los diputados del Frente para la Victoria que estaban presentes, apenas 49 de un bloque de 72. Sumadas a esas ausencias, otra gran cantidad de bloques chicos también pegaron el faltazo, facilitando la aprobación de la resolución del diputado Pablo Tonelli para que se pudieran concretar los allanamientos que había previsto el juez Luis Rodríguez, el mismo que ahora tiene la facultad de solicitar o no el desafuero de De Vido.

En declaraciones radiales, Tonelli dijo que “si nos llega el pedido vamos a convocar a la Comisión de Juicio Político de inmediato. En 10 días puede perfectamente tratarse y ser aprobado el dictamen, de ahí pasa al pleno que podría tratarlo en 10 o 15 días, es decir, podemos resolverlo en 30 días”.

En este caso, consideran que el estado de opinión pública es todavía más favorable que hace un año a que prosperen las causas judiciales contra el ex ministro de Obras Públicas durante los 12 años de kirchnerismo y están convencidos de que no les resultará difícil alcanzar los dos tercios de los votos de los presentes, ya que creen probable el acompañamiento de otros bloques o -por lo menos- su ausencia en el recinto como:

–Juntos Por Argentina (Darío Giustozzi, Franco Caviglia y Eduardo Fabiani),
–Frente Cívico por Santiago (Norma Abdala, José Herrera, Manuel Juárez, Graciela Navarro, Cristian Oliva y Mirta Pastoriza)
–Movimiento Popular Neuquino (María Inés Villar y Adrián San Martín), –
–Frente de la Concordia Misionero (Maurice Closs, Jorge Granco y Silvia Risko)
–Partido Bloquista de San Juan (María Caselles)
–Hasta creen posible que se sume el Movimiento Evita con sus cinco diputados (Leonardo Grosso, Araceli Ferreyra, Lucila De Ponti, Remo Carlotto y Silvia Horne), ya que están estrechamente ligados a la candidatura de Florencio Randazzo, que ya se pronunció en contra de los fueros.

Por el contrario, creen que:

–Los diputados sindicales no serán de la partida (Héctor Daer y Omar Plaini).
–Tampoco el bloque ligado a los Rodríguez Saá, Compromiso Federal (Berta Arenas, Ivana Bianchi, Ramón Domínguez)
–Y el bloque Primero Tucumán (José Orellana).

Como hay un gran consenso acerca de que para votar el desafuero se necesitan los dos tercios de los diputados presentes (solo el FPV considera que deben ser los dos tercios de la Cámara), el oficialismo confía en que podrá alcanzar los votos necesarios. Eso sí, se necesita que el juez Rodríguez respalde el pedido del fiscal Carlos Stornelli en ese sentido. No tiene plazos legales para hacerlo y el kirchnerismo espera que, de hacerlo, espere al final de la campaña. Hoy por hoy parece difícil que se tome tanto tiempo para decidir qué hacer.