Nuevo método para diagnosticar precozmente la preeclampsia en embarazadas

La preeclampsia afecta al 5% de las gestantes y es una de las principales causas de mortalidad materna y fetal

Científicos de la Clínica Mayo en Rochester (Estados Unidos) han trabajado en el desarrollo de una nueva prueba que puede ayudar a diagnosticar de forma más precoz la preeclampsia durante el embarazo, un trastorno caracterizado por una presión arterial elevada que afecta al 5 % de las gestantes y es una de las principales causas de mortalidad materna y fetal.

El hallazgo, que describen en el Journal of the American Society of Nephrology, se produce tras observar que los niveles elevados de hemoglobina fetal en la sangre pueden jugar un papel clave en el daño renal que en ocasiones sufren las afectadas por este problema, como consecuencia de cifras de proteína en orina mayores o iguales a 300 miligramos en 24 horas, lo que se conoce como proteinuria.

La única solución cuando se diagnostica la preeclampsia y no se puede controlar, es la inducción del parto, pero si los bebés son muy prematuros pueden presentar diferentes problemas a corto y medio plazo.

Estudios previos habían apuntado a que su aparición está relacionada con la presencia anormal en la orina de unas células del riñón conocidas como podocitos. Sin embargo, las pruebas disponibles que permiten identificar los podocitos son muy caras y requieren mucho tiempo.

Por ello, con la ayuda de las compañías Preelumina Diagnostics AB y A1M Pharma AB diseñaron una nueva prueba para detectar rápidamente fragmentos de podocitos en la orina, que fue probada en 84 mujeres embarazadas (42 con preeclampsia y otras tantas con una presión arterial normal).

En su estudio también vieron que la principal proteína encarga de transportar el oxígeno en el feto, la hemoglobina fetal, está en niveles más altos en las mujeres con preeclampsia. “Esta cantidad aumentada de hemoglobina fetal en la preeclampsia puede estar causando la liberación de fragmentos de podocitos en la orina”, ha explicado Vesna Garovic, autor del estudio, convencido en que este hallazgo se traduzca en “mejores procedimientos de diagnóstico en las mujeres con preeclampsia”.