Macri reconoció que impulsa una reforma previsional y laboral

Si bien el jefe del Estado negó tener un proyecto en ese sentido “guardado en el cajón”, advirtió sobre la necesidad de abrir la discusión.

El presidente Mauricio Macri reconoció ayer que su gobierno impulsa una reforma previsional y laboral, aunque aseguró que las modificaciones que eventualmente surjan serán “fruto del consenso de toda la sociedad”.

Respecto de si efectivamente la Casa Rosada auspicia una suba en la edad jubilatoria, así como una reforma laboral que flexibilice las condiciones de trabajo, Macri respondió: “Eso será algo como tiene que ser, dialogando, arriba de la mesa, no algo que va a salir de un día para el otro. Será el fruto del consenso de toda la sociedad”.

De ese modo, el primer mandatario sumó esa discusión al adelanto que hizo el sábado pasado, al inaugurar la 131º Exposición Rural de Palermo, acerca de que su administración trabaja en una “reforma impositiva que involucra a todos los niveles de gobierno”, al admitir que el Estado debe “seguir bajando” la carga sobre los contribuyentes.

“Comenzamos a bajar los impuestos, pero también reconocemos que hay que seguir bajándolos”, señaló durante su discurso de inauguración oficial y frente a empresarios del sector agropecuario.

Ahora, Macri insistió: “Tanto lo previsional como lo laboral son cosas que tenemos que debatir, porque queremos tener más trabajo, crecer más, ser felices”.

Al respecto, puntualizó que “la ley de reparación histórica se creó para ver de qué manera mejorar el sistema previsional, y esa es una discusión que esta comisión de notables dará”.

“Todos queremos que haya trabajo para nuestra gente. ¿Qué significa reformar? Organizarse mejor. Pero tiene que ser fruto del consenso de una mayoría de argentinos”, enfatizó el jefe del Estado.

En esa línea, Macri afirmó que “no hay una reforma laboral o del sistema previsional en el cajón” y advirtió que “son cosas que tienen que ver con plantearse mejoras todos los días, y desde ese lugar hay que verlo”.

“Desde que soy presidente, las cosas se hacen con absoluta transparencia, lo que nos permitió bajar el costo de las obras hasta en un 50 por ciento. Hicimos un shock de transparencia para salir del lugar de oscuridad en el que había caído”, subrayó.

Asimismo, insistió que pretende “una Justicia que actúe en tiempo real, no que venga 20 años después a decir que fulano está condenado”. Y agregó: “El tiempo real es, a lo sumo, un par de años, que nos digan qué pasó en el gobierno anterior”.

Al reclamar el voto en las Paso del 13 de agosto próximo, el líder de Cambiemos señaló que “en Japón (cuando estuvo meses atrás) abrieron el crédito al país como nunca antes, pero dijeron: «si usted en octubre gana, vamos a apostar cien veces más por la Argentina»”.

“La verdad que nos vendría bárbaro. Y así, muchos países del mundo van a venir cuando vean que estamos convencidos del cambio emprendido”, afirmó, en alusión a que las inversiones llegarían luego de una victoria del oficialismo.

En plan de campaña, Macri sostuvo que “la inflación de octubre será la más baja de los últimos 8 ó 9 años”, pero advirtió: “Solamente hemos comenzado a dar pequeños pasos en la dirección correcta. Veo un país que ha comenzado a crecer y tenemos que ratificar que queremos seguir en este rumbo. Hay una mayoría que siente que tenemos que cambiar respecto de los últimos doce años”.

Por su parte, el director ejecutivo de la Ansés, Emilio Basavilbaso, dio el visto bueno a la posibilidad de extender de manera optativa la edad jubilatoria al considerar “ideal que sea voluntaria”.

Elecciones, luz y gas y kirchnerismo

El presidente Mauricio Macri dijo ayer tener “duda” sobre la necesidad de realizar una “elección intermedia” y consideró que “lo más sano sería votar cada cuatro años todos los cargos”, al tiempo que reiteró su rechazo a las Paso. Además, pidió “reducir el consumo” de electricidad y de gas para “cuidar el medio ambiente” y reconoció que luego de “5 ó 6 años sin crecimiento, todavía no llegó a todos, pero empezó y no va a parar”. El jefe del Estado también volvió a apuntar contra el kirchnerismo: “Tienen la caradurez de decir que ahora lo pueden solucionar y encima nos quieren meter miedo. Les hemos dicho «basta», no les creemos más”.