Corral demandará a Lifschitz por deuda en fondos educativos

El planteo de Corral continúa ensanchando la grieta existente entre los radicales afines al presidente Mauricio Macri y el socialismo.

En una nueva escalada del enfrentamiento que mantiene con el gobernador Miguel Lifschitz, el intendente de Santa Fe, José Corral, adelantó ayer que después de las Paso del 13 de agosto próximo realizará una presentación judicial para reforzar su pretensión de que la Casa Gris abone lo que le adeuda en concepto de Fondo de Financiamiento Educativo. Según el también titular del radicalismo nacional, alineado a Cambiemos, la capital provincial está en condiciones de reclamar a la administración de Frente Progresista (FPCyS) el pago de cerca de 100 millones de pesos.

El planteo de Corral continúa ensanchando la grieta existente entre los radicales afines al presidente Mauricio Macri y el socialismo. Días atrás, luego de que Lifschitz rechazara el pedido del intendente santafesino de sumarse a la negociación para lograr el pago de la millonaria deuda que la Nación mantiene con la provincia, el dirigente de la UCR nacional había advertido sobre una “decisión política” del gobernador de desplazarlo de las tratativas en curso.

“Deben unos 100 millones de pesos y mandamos muchas notas a Lifschitz. Tras las Paso iremos a la Justicia. Haremos una presentación contra la provincial por el Fondo de Financiamiento Educativo”, se limitó a afirmar Corral, en declaraciones a Cadena 3.

El planteo del radical, según pudo saber La Capital, se concretará después de las primarias abiertas con el objetivo de no mezclarlo con el tramo final de la campaña. Y, sobre todo, apunta a desmarcarse de la reciente convocatoria del mandatario santafesino a distintos sectores políticos y sociales para oficializar su propuesta de pago a la Nación por la millonaria deuda por coparticipación, una movida cuestionada por Corral dada su coincidencia con los tiempos electorales.

La exigencia del municipio santafesino viene in crescendo desde octubre de 2016, cuando el propio intendente había alertado públicamente acerca del atraso en la entrega de los fondos de Financiamiento Educativo. Por entonces, el cálculo arrojó una deuda de 40 millones de pesos por ese concepto de la ley de coparticipación nacional. La petición fue acompañada por sendas presentaciones ante el Ministerio del Interior y la Casa Gris.