“El hospital no se va a convertir en ninguna carnicería…”

Los profesionales del hospital Reconquista firmaron un documento en el que repudian las expresiones públicas del abogado Lucio Alcides Vallejos en relación al caso Bonora. 

“Si lo llegan a absolver, el hospital se va convertir en una carnicería”, había afirmado el abogado al referirse acerca de la imputación por mala praxis al traumatólogo Gustavo Salmoral, en el juicio oral y público que comenzó el lunes en Reconquista.  

Aquí compartimos el texto que fue firmado por los doctores Carlos Bernal, Liliana Lorenzón, Susana Chapero, Juan José Nardín, Antonia Gallo, Amanda Oberti,Jorge Fiant, Francisco Bogado, Manuel Pereyra, Melba Buyatti, Mariela Fernández, Juan Escalante Laura Mai, Dardo escobar, Ana María Alegre entre más de 40 profesionales.

En referencia a las declaraciones del abogado querellante, Vallejos Lucio, en el caso Bonora en medios periodísticos de fecha viernes 11 del corriente publicados en distintos portales de la zona donde manifiesta “si el juez Berzano no condena al dr. Salmoral, por la muerte de Bonora, el hospital se va a convertir en una carnicería, los médicos van a hacer lo que quieran, cuando quieran, y nadie podrá decir nada, hay que tener en cuenta eso”.

Los trabajadores de la salud decimos:

El hospital no se va a convertir en ninguna carnicería porque Ud. en su condición de abogado juzgue a un profesional cualquiera sea el mismo. Los médicos no van a hacer lo que quieran, y cuando quieran, porque esta profesión tiene sus derechos y obligaciones. Los que sí podrán decir y juzgar nuestro accionar es la Justicia en la cual confiamos plenamente, garantizando el debido proceso.

Manifestamos el total repudio a estas expresiones, a invitamos a dicho profesional a rectificar o ratificar sus dichos, a la brevedad.

Este profesional está ejerciendo violencia, primero hacia los que allí trabajamos a pesar de condiciones adversas, y segundo hacia los pacientes que cuentan con este Hospital, como único efector público de complejidad en la zona, generando temor y desconfianza en la atención.