Desarrollaron un nuevo algoritmo capaz de leer la mente humana

Tal como ocurriría en ciencia ficción, científicos de la Universidad Carnegie Mellon desarrollaron un sistema capaz de lograr adivinar frases complejas hasta con un 87% de efectividad.

La inteligencia artificial ha logrado grandes avances en relación al desarrollo tecnológico y en materia de salud, pero la idea de que una máquina sea capaz de leer la mente humana, sin dudas revolucionó a gran parte del mundo. Científicos de la Universidad Carnegie Mellon utilizaron la técnica de resonancia magnética para lograr interpretar las vastas redes neurológicas y así lograr adivinar frases complejas hasta con un 87% de efectividad.

En una primera instancia alimentaron un software con más de 239 frases que utilizan un alfabeto de 42 componentes de significados y/o rasgos semánticos neuralmente plausibles, de características, como persona, entorno, tamaño, interacción social y físico acción. Cada una de este tipo de información generalmente es procesado en un área determinada del cerebro por lo que, mediante la medición de la actividad cerebral de cada sistema, el programa logra descifrar el tipo de pensamiento procesado.

Luego de varios intentos, recién en la prueba 240 los algoritmos no necesitaron la frase para completar le mensaje, la adivinaron simplemente mediante el análisis de las ondas cerebrales captadas por una resonancia magnética.

“Uno de los mayores avances del cerebro humano es la habilidad para combinar conceptos abstractos en pensamientos complejos. Uno no piensa en la palabra ‘Platano’ sino en ‘Esta tarde me gustaría comer un plátano’. Lo que por fin hemos logrado es captar pensamientos de esa complejidad mediante una señal IMR (Imágenes de resonancia magnética). El descubrimiento de esa vinculación entre pensamientos y activación de señales en el cerebro nos permite saber de qué bloques fundamentales están formados”, aseguró Marcel Joust psicólogo, director CCBI (Center for Cognitive Brain Imaging) y principal autor del estudio.

Investigaciones anteriores ya han demostrado que las IMR (Imágenes de resonancia magnética) pueden detectar y localizar actividad cerebral cuando una persona piensa en una palabra específica. Bajo esta premisa, los científicos desarrollaron el modelo computacional con el cual es posible determinar con precisión la palabra que el sujeto a investigación piensa en ese preciso instante.

“Nuestro método permite sortear un problema muy desafortunado de los escáneres de resonancia magnética, y es que mezclan las señales provenientes de regiones del cerebro que se activan al mismo tiempo. Ese es el avance que nos permitió descifrar pensamientos formados por varios conceptos”, aseguró Joust.

Los científicos afirmaron que este estudio podría conducir, en un futuro, a comprender mejor enfermedades como el autismo o trastornos del pensamiento como esquizofrenia y cierto tipos de demencias. Continuarán el desarrollo de la investigación en intentar decodificar el tema en general en el que piensa el sujeto a analizar.

“El siguiente paso podría ser la de descifrar el tipo general del tema que una persona está pensando, tales como la geología o política. Estamos en el camino para hacer un mapa de todos los tipos de conocimiento en el cerebro”, agregó Joust.