Dujovne confirmó el ingreso del proyecto de Reforma Tributaria al Congreso para fin de año

El ministro de Hacienda participó del Consejo de las Américas, donde afirmó que “el Gobierno tiene que crear el marco para que haya inversión e innovación”.

El ministro de hacienda Nicolás Dujovne fue uno de los oradores del 14° Council of the Americas (Consejo de las Américas), realizado en el Hotel Alvear del barrio porteño de Recoleta. El encuentro fue organizado por la Cámara Argentina de Comercio en asociación con la Americas Society.

Dujovne aseguró que “mes a mes confirmamos la aceleración del proceso inversor en la Argentina” y anticipó que hacia fin de año la inversión va a estar creciendo a una tasa del 10% anual, “algo que no ocurría desde 2011, antes del ‘cepo'”.

“Desde el año 2011, en la Argentina con ‘cepo’ (control de capitales), muchas distorsiones, parte de su deuda en default, nuestro Producto por habitante comenzó a caer en términos absolutos”, señaló y añadió que en el período transcurrido hasta el cambio de Gobierno en 2015, se advirtió el “deterioro en la infraestructura, la educación, las instituciones, la Justicia y las instituciones reguladoras de la competencia”.

DOS INICIATIVAS CENTRALES PARA 2018

El ministro de Hacienda expresó que “el Gobierno tiene que crear el marco para que haya inversión e innovación”. Para ello, indicó que “necesitamos más inversión en capital físico y capital humano”.

Por otra parte, afirmó que “para que la Argentina sea solvente estamos impulsando dos iniciativas”. Una de ellas es la “Ley de Responsabilidad Fiscal”, es decir, con la fijación de un gasto público cuyo crecimiento debe estar ajustado por inflación, al igual que la expansión del gasto de aquellas provincias que están en déficit.

“Con la economía creciendo vamos a bajar el peso del sector público en relación al PBI”, aseguró el jefe de Hacienda.

“El otro componente, para nosotros muy importante, es la Reforma Tributaria. Va a proponer un esquema gradual de reducción de alícuotas impositivas”, apuntó. “Antes de fin de año vamos a estar mandando nuestro proyecto al Congreso”, adelantó.

Dujovne reconoció la dificultad que se le presenta al Gobierno al haber planteado a la vez apuntar a “la baja del déficit como la baja de impuestos”. Sin embargo aseguró que el Gobierno prevé que con el crecimiento económico “en cinco años nuestro esquema impositivo será similar al del resto del mundo, para que “el Estado no sea una carga para que el sector privado pueda exportar, competir y generar empleo”.

PERIODO DE REFORMAS

“En el año 2016 las cosas empezaron a cambiar, entramos en un franco proceso de normalización y por las medidas adoptadas pudimos evitar una crisis”, confió el funcionario. Entre las medidas, se procedió a “empezar a normalizar tarifas”, eliminar las restricciones cambiarias y levantar el “default” de la deuda externa.

Dujovne reafirmó que desde la llegada de Cambiemos al Gobierno “se sentaron las bases para crecer” y que gracias a las reformas institucionales impulsadas se aplicó “un esquema de reparto del poder” que “funcionaba en la Argentina como en otros países del mundo”.

El ministro reconoció el desafío oficial de “hacer congeniar la baja del déficit con la baja de impuestos”

“La Argentina a partir de 2016 tiene tres elementos funcionando a la vez que no habían ocurrido en simultáneo en el pasado”, continuó con un “tipo de cambio flotante, que funciona como un mecanismo para que el que está en el poder no pueda enamorarse del atraso cambiario como ancla inflacionaria”, con un “Gobierno que cree en la independencia de los poderes” y, en tercer lugar, “un Gobierno que cree en la consolidación fiscal”.

“Vamos a una Argentina que tiene sus cuentas fiscales saneadas -se explayó Dujovne-. Para alcanzar ese norte hemos elegido un sendero gradual, con el acompañamiento de la sociedad, sin dañar el tejido social de la Argentina y permitiendo que la Argentina vuelva a crecer”.